Una orgía en un motel de Paraná terminó mal porque los asistentes no tenían plata

Insólito: Once hombres y mujeres, de los cuales dos eran adolescentes, intentaron irse de un motel sin pagar.

 

La noche de lujuria, fantasías y pasión pudo haber sido perfecta para las 11 personas que participaron de la fiesta sexual en un motel de Paraná. Pero terminó de una manera impensada: con traslados a la División Minoridad de la Policía, una investigación judicial por tentativa de estafa, un auto retenido en el motel como garantía de pago de la nutrida estadía y una de las participantes denunciando que le robaron el celular durante la orgía.

La fiesta clandestina y sexual sucedió en la madrugada del domingo en un conocido motel ubicado en la zona del Acceso Norte de Paraná. Un total de seis varones y cinco mujeres ingresaron a las 4 de la mañana en un Ford Fiesta Kinetic y ocuparon una de las habitaciones. Al momento de dar fin a la juerga comenzaron los problemas.

 

La cuenta por el total de la estadía era de 14 mil pesos. Los protagonistas de la fiesta hicieron una “vaquita” con la que apenas llegaron a sumar 4 mil pesos. Al verse en el brete con el personal del hotel alojamiento, tres de los asistentes -dos jóvenes de 17 y 18 años y una joven de 24- no tuvieron mejor idea que escaparse saltando un tapial. La fuga no tuvo éxito ya que a los pocos minutos fueron atrapados por un policía.

La comisaría 14°de Paraná, cuya jurisdicción tiene a cargo la zona, estaba al tanto del percance en el motel e intervino en el lugar con más de seis patrulleros. Al inspeccionar el lugar corroboraron que, además de los tres jóvenes de la fuga frustrada, quedaban dentro del hotel alojamiento cuatro varones de 21, 27, 32 y 26 años (quien era el dueño auto) y cuatro mujeres de 23, 21, 20 y 15 años.

Una orgía en un motel de Paraná acabó con todos los participantes detenidos.

Una orgía en un motel de Paraná acabó con todos los participantes detenidos.

 

Los efectivos mediaron entre los asistentes al festín y el dueño del establecimiento, pero no había caso: los jóvenes no estaban ni cerca de juntar los 14 mil pesos que les había costado la lujuriosa velada. Luego de conferenciar un rato, el gerente del motel de Paraná decidió no radicar la denuncia, pero acordó con el dueño del Ford Fiesta que dejaría el vehículo en garantía y lo abonaría la suma adeudada cuando vuelva a buscarlo.

Todo lo ocurrido hasta entonces no era suficiente para el final grotesco de la noche de fantasía. Además, una de las jóvenes denunció que del interior de la habitación le sustrajeron un celular -un Samsung J4-, que no fue localizado y quedó la intriga sobre quién se lo adueñó en el transcurso de la saturnalia.

Luego de la intervención policial en el hecho, el fiscal de turno, Juan Ramírez Montrull, dispuso la identificación de los mayores, que quedaron supeditados al delito de Tentativa de Estafa. Por otra parte, la Fiscal de Menores, Sonia Vives, dispuso el traslado de los menores a la División Minoridad, para que sean entregados a sus padres.

Asimismo, los protagonistas del hecho fueron notificados del DNU presidencial que prohíbe la circulación nocturna entre las 0 y las 6, restricción vigente en Entre Ríos.

 

fuente: uno santa fe.

Relacionadas