Una perrita esperó días en la puerta del hospital hasta que saliera su dueño

Una conmovedora situación ocurrió esta semana en un hospital de Trabzon, al este de Turquía. Una perrita esperó durante casi una semana en la entrada del lugar para reencontrarse con su dueño, que había ingresado de urgencia por un problema de salud.

“Boncuk” es el nombre de la perra cuyas imágenes llegaron a todas partes del mundo. Cuando su dueño, Cemal Şentürk, fue trasladado al centro Medical Park Trabzon Karadeniz, ella siguió corriendo a la ambulancia y luego, simplemente, lo esperó.

La hija de Cemal llevó en varias ocasiones a la perrita hacia su casa, pero regresó una y otra vez al hospital, donde ya todos los médicos sabían que estaba esperando pacientemente para reencontrarse con su querido dueño.

En diálogo con medios locales, Muhammet Akdeniz, un oficial de seguridad del hospital, dijo: “Tenemos un visitante aquí. Cada día se sienta como a las 9 y se queda esperando hasta la noche. No suele entrar, espera desde la puerta. El propietario está recibiendo tratamiento aquí. Es inofensivo y no molesta a nadie. Solo está esperando a su dueño”.

Cuando finalmente el hombre fue dado de alta, el reencuentro fue muy emotivo. La perrita, quien vive con él desde hace nueve años, lo reconoció de inmediato a pesar de que salió en silla de ruedas y los dos se mostraron muy felices.

El video, publicado por el medio británico The Guardian, recopiló las imágenes de la perrita, esperando durante días en la entrada del hospital. “Está muy acostumbrada a mi y yo la extraño constantemente. Ellos traen felicidad, hacen feliz a la gente, te acompañan”, dijo el hombre en referencia a su mascota.

fuente: lt10

Relacionadas