Una nena cumplió su sueño de bailar en una comparsa tras superar un cáncer

Tiene seis años y debutó en Papelitos acompañada por su familia y amigos.

Lourdes Sosa comenzó la quimioterapia el día que cumplió cuatro años. Los médicos le encontraron un tumor en el riñón y metástasis pulmonar y como era fanática de Papelito, el director le prometió que si hacía bien el tratamiento iba a poder bailar en la comparsa: “Si hacés las cosas bien y te curás, el próximo carnaval te doy traje”.
Una semana antes de que Lourdes cumpliera 4 años la llevamos a su pediatra porque estaba con dolores abdominales. Él se dio cuenta de que algo estaba mal, nos mandó imágenes de urgencia, pidió un estudio de sangre y con eso nos mandó al Hospital Garrahan”, comentó Marcelo, su papá.

Durante dos años vivimos a una cuadra de Plaza Miserere. Ella no podía salir. Gracias a la ayuda de nuestra familia y de otras personas de Gualeguaychú siempre tuvimos dinero para comer y vivir. La empresa donde yo trabajo también nos brindó su apoyo. nunca nos soltaron la mano. Su resiliencia es tan grande que se aguantó todo el tratamiento: primero le sacaron el riñón, luego siguió con quimioterapia y rayos. Pero su humor nunca decayó. A mí me tocó acompañarla mucho porque su mamá estaba embarazada de León y nos recomendaron que no fuera tanto”, continuó su relato.

El debut fue con mucho miedo y nervios, pero ahora se come la pasarela cada sábado y está feliz porque va a bailar las 10 noches que dura el corso en Gualeguaychú”, contó Marcelo, quien contó que en noviembre su nena ya comenzó a ensayar para este gran sueño que va a cumplir.

Fuente: Revista pronto