Comió 15 platos de pasta, pidió ocho más y lo echaron

El propietario de un “tenedor libre” de San Pablo, en Brasil, echó a un cliente que no paraba de comer: João Carlos Apolonio, la víctima del insólito hecho, consumió 15 platos de diferentes pastas y luego quiso pedir ocho más.

El hombre había consumido ya los primeros 15 platos cuando llegó el mozo y le dijo: “Te pido ocho platos más, ¿puede ser? Cuatro porciones de lasaña y otras cuatro de ñoquis”. Sorprendido, el mesero se dirigió a su encargado para informar lo que estaba ocurriendo.

Entonces, ocurrió lo inesperado: el encargado le pidió al cliente que se fuera. “Por favor, ¿aceptaría una propuesta? No tenés que irte, no te estamos obligando, pero si te vas ahora te devolvemos el dinero y no tienes que pagar nada“, contó João.

Indignado, grabó un video que se viralizó en las redes sociales cuestionando la promesa incumplida por el local: “Estoy haciendo este video para mostrar que esto no se hace, no. Me acaban de echar de un restaurante. El tipo dijo que ya no me van a atender. Así que lo dejo registrado“.

“Ni siquiera tenía mucha hambre, porque a la mañana me había comido ocho panecillos”, señaló el hombre que sorprendió a todos en Rodízio de Massas & Coxinhas Ragazzo, el local gastronómico que ofrece comida “libre” por 19,90 reales.

Más tarde, cuando se viralizó su video, João explicó a la televisión brasileña: “Yo trabajo en obras, soy pintor y como mucho porque gasto mucha energía”.

fuente: lt10

Relacionadas