Tras los reclamos de la oposición, designaron veedores judiciales para el escrutinio provisorio

La medida la dispuso María Servini luego de la presentación que hizo el kirchnerismo, que rechaza a la empresa contratada para la transmisión de datos.

La jueza federal María Servini designó veedores en el escrutinio provisorio para darle “una mayor certidumbre” a todos espacios políticos que participarán de las elecciones primarias, luego de las críticas de la oposición por el nuevo sistema que se usará en este proceso. La magistrada tomó esta medida tras la presentación de un amparo del kirchnerismo, que pidió el desplazamiento de Smartmatic, la empresa contratada para el conteo de votos.

Servini colocó como jefe de los veedores judiciales al Director a cargo de la Dirección General de Tecnología del Consejo de la Magistratura de la Nación, que podrá disponer de los “agentes que considere necesarios” para reforzar el control de la transmisión de datos y el conteo, uno de los planteos que había hecho el kirchnerismo. El apoderado del PJ Jorge Landau advirtió que el sistema elegido “es vulnerable y hackeable” y por eso consideró que debería ser el Correo Argentino el encargado del proceso.

Previo a la resolución judicial el Ministerio del Interior rechazó en la Justicia las objeciones planteadas por el Frente de Todos, tanto por la contratación de la empresa Smartmatic para realizar el escrutinio provisorio como por la digitalización de la transmisión de los telegramas. En respuesta sugirió la designación de veedores judiciales para que presencien “todos los procesos técnicos” en el conteo de votos de las PASO del domingo, lo que finalmente dispuso la magistrada.

El Gobierno explicó que, a pocos días para la elección, sería imposible desplazar a la empresa cuestionada por el Frente de Todos. “Pretender apartar a la empresa encargada del escrutinio a pocos días de su realización obsta a que pueda sustituirse por otra o por el propio Estado, lo que en los hechos implicaría la imposibilidad de la realización, pues no existe posibilidad material de modificar el sistema o sustituirlo, menos cuando la pretensión se basa únicamente en especulaciones que nada tienen que ver con la realidad objetiva”, argumentó el Gobierno.

“El actor basa su pretensión en hipótesis futuras, en virtud de las especulaciones realizadas sobre eventuales posibilidades de fraude, que no han sucedido nunca desde el regreso de la democracia”, indicó el Gobierno, que vinculó la presentación del kirchnerismo a motivaciones “políticas”. “Queda claro que la acción (del Frente de Todos) no persigue la tutela de derecho vulnerado sino que su intencionalidad es absolutamente política”, afirmó la presentación ante la Justicia.

El Gobierno defendió a Smartmatic: “No hay dudas de la capacidad técnica”

El vicejefe de Gabinete de la Nación Andrés Ibarra defendió a Smartmatic. En conferencia de prensa desde el Correo -lugar donde se centralizará el recuento de votos- dijo que serán las “elecciones más transparentes de la historia argentina” y que “no hay dudas sobre la capacidad técnica” de la compañía.

Acompañado por el secretario de Asuntos Políticos del Ministerio del Interior Adrián Pérez, Ibarra aseguró que las próximas elecciones serán “las más transparentes de nuestra historia” y dijo que el Gobierno tiene “total y absoluta” confianza en las capacidades técnicas de Smartmatic, ya que no hubo impugnaciones luego del proceso licitatorio.

El funcionario rechazó las críticas del kirchnerismo. “Hay una movida para contaminar este proceso, no se si será por temor al resultado de las elecciones”, dijo el funcionario en conferencia de prensa. “No hay chance de retener votos de ningún lado. El ‘cajoneo’ de los votos no se puede hacer porque, si se hiciera, sería fácilmente identificable por los fiscales”, aseguró.

Durante la mañana del miércoles el Gobierno entregó el software a la Cámara Nacional Electoral (CNE), tras la intimación de la Justicia para que presente el programa informático de manera “inmediata”. La medida la había ordenado la propia CNE después del reclamo de la oposición.

Durante el encuentro con autoridades de la Cámara y la oposición se realizó el proceso de firma digital de las copias de resguardo, el sellado del software de escaneo y transmisión de los telegramas de resultados de mesa y del software de recuento provisional de resultados. La oposición cuestionó que les ofrecieron una presentación en Power Point con “información básica” sobre cómo funciona el sistema y que no se cumplió con la orden judicial.

Cómo funciona el nuevo sistema para el escrutinio provisorio

Las elecciones primarias marcarán el debut del nuevo sistema de escrutinio provisorio de votos, que según el Gobierno permitirá agilizar el conteo y conocer cerca de la medianoche del domingo las tendencias de los resultados finales. El mecanismo implementará la digitalización de las actas de escrutinio provisorio que, en lugar de enviarse en camión hasta los centros de cómputos, serán transmitidas al Correo Central desde los centros de votación. Para hacer posible ese proceso la mayoría de las escuelas estarán equipadas de un Centro de Transmisión Electoral consistente en un kit compuesto por una netbook, una impresora multifunción para el escaneo y dos routers de comunicación.

Los telegramas, ahora imágenes digitalizadas, serán recibidos por unas 1500 personas en el Correo Central, que deberán procesarlos en un programa y cargarlos para que se pueda seguir el avance de la elección. En total serán 11.041 las escuelas habilitadas para la transmisión digital de las actas de mesa, mientras que los restantes establecimientos de votación (unos 4000) usarán el método anterior, por no contar con señal o la infraestructura adecuada para adaptarse al nuevo sistema.

La empresa Smartmatic proveerá el software para la transmisión de las actas de escrutinio luego de ganarle la licitación a la española INDRA, encargada del recuento entre 1997 y 2017. La participación de esta empresa despertó las críticas de las principales fuerzas opositoras, que reclamaron conocer el código del software que usará esta compañía y, entre otras objeciones, manifestaron “fallas en las pruebas realizadas” y la posibilidad de un hackeo al sistema.

Fuente: TN

 

 

Relacionadas