Quién es Carla, la hermana menor de Antonela Roccuzzo: tiene 30 años, estudió medicina y estuvo en pareja con un neurólogo americano

La joven estudió medicina en la Universidad Nacional de Rosario (UNR) y se vino a vivir a Buenos Aires. “Carla es la más práctica y racional, tiene un imán para los chicos”, la definieron desde su círculo familiar.

Antonella Rocuzzo (33) ha ganado un lugar de preponderancia al lado de Lionel Messi (34) y en las últimas semanas su nombre tomó mayor relevancia luego de que toda la familia se mudara a Francia para acompañar al astro del fútbol en su nuevo desafío: el Paris Saint Germain.

Acostumbrada al desarraigo familiar, la modelo y empresaria acompaña la crianza de sus tres hijos: Thiago, Ciro y Mateo. Sin embargo, en Rosario tiene a su familia con la que suele mantener contacto casi a diario a través de videollamadas o las redes sociales.

Uno de sus seres queridos es Carla, su hermana menor, quien estudió Medicina en la Universidad Nacional de Rosario. De perfil bajo, la joven de 30 años fue la madrina de boda de Antonela y Lionel en 2017.

Recientemente se separó en plena cuarentena estricta del estadounidense Derek Pipolo, un prestigioso neurólogo estadounidense que fue su pareja por al menos seis años y que se conocieron justamente en la facultad.

Patricia, la madre de las hermanas Roccuzzo, brindó una entrevista donde habló del vínculo con sus hijas. A la hora de definirlas aseguró: “Paula es la que controla, en cambio, Carla es la más práctica y racional. La Negra (Antonela) está en el medio, es equilibrada y no dramatiza mucho”, describió en diálogo con la revista Hola Argentina.

 

“Con mis hermanas somos bastante diferentes las tres, pero nos complementamos y tenemos una relación hermosa. Nuestras diferencias no generan problemas, sino que nos hace reírnos de nosotras mismas. Cuando nos juntamos las tres en Rosario, a mis amigas no las veo por un mes. Carla, que es la más chica, vive en Buenos Aires y es la única que todavía no es mamá, pero tiene un imán con los chicos”, contó en el mismo reportaje Paula, la mayor de las hermanas.

“Carla también se fue de chica, primero a Bariloche y ahora a Buenos Aires. Por suerte, siempre las voy a visitar y a todos les gusta venir a Rosario para reunirnos. Diciembre es el mejor mes del año porque las tengo cerca y festejamos en casa”, concluyó Patricia sobre cómo hace para lidiar con la distancia y el “nido vacío” que le dejaron sus hijas.

 

Fuente: Gente

 

 

Relacionadas