Santo Tomé: les pegaba a los niños porque lloraban mucho

Se realizó este jueves la audiencia de medidas cautelares contra Jonathan Zacarías (18), acusado de golpear a los hijos menores de edad de su pareja en Santo Tomé. La menor es una nena de dos años que está en grave estado en el hospital Alassia, a raíz de la brutal agresión sufrida. El otro es un niño de cuatro años y su vida no corre peligro.

Durante la jornada se resolvió la prisión preventiva del imputado, que de esta forma deberá esperar desde la cárcel el juicio en su contra. Está acusado de homicidio en grado de tentativa agravado por alevosía.

Durante los 70 minutos de audiencia pública -que fue presenciada por el móvil de LT10– la fiscal Cristina Ferraro describió el infierno que debieron atravesar los menores en los últimos 20 días, cuando comenzaron las golpizas por parte de Zacarías; y relató lo sucedido el sábado pasado, cuando se produjo el violento episodio que terminó con ambos hospitalizados.

Según la letrada, ese día alrededor de las 18:00 la mujer estaba en una habitación cuando escuchó fuertes golpes y el llanto de la nena, hasta que un rato después éste se detuvo. Cuando salió de la pieza, vio al imputado con la menor en brazos, desvanecida.

El agresor se negaba a que ella fuera con la nena al SamCo de Santo Tomé, pero la madre logró salir de la vivienda y tomar un remís. Mientras tanto, Zacarías la amenazaba al grito de “¡ojo con lo que le decís a la Policía!”. Seguramente fue por eso que tanto al chofer como al personal del efector les dijo que la niña había sido agredida por motochorros.

En cuanto al hermanito, los golpes habían tenido lugar esa misma mañana. Uno de ellos fue en el ojo, que evidenciaba un hematoma. En el momento, el sospechoso le dijo a su pareja que “si decía algo, iba a matar al menor”.

Ferraro señaló que el chico tenía heridas anteriores al sábado y que era habitual que el joven de 18 años lo golpeara a él y a la nena, con los puños y hasta con un palo. “Les pegaba a los chicos porque decía que lloraban mucho”, sostuvo la fiscal.

La mujer y Zacarías se conocieron hace alrededor de tres meses por Facebook. En un primer lugar se fueron a vivir a El Trébol, de donde ella es oriunda. Luego se mudaron a Santo Tomé y fue allí donde se iniciaron las agresiones, hace 20 días.

Sobre las heridas sufridas por la nena, Zacarías argumentó que ella se cayó y se dio la cabeza contra la mesita del televisor.

La pena contra el joven podría ir de 15 a 30 años de prisión.

fuente: lt10

Relacionadas