Denuncian que el Tren Urbano costó 150 millones de pesos

Lo aseguró el concejal del PJ Juan Cesoni en el inicio de las sesiones del Concejo. Agregó que la Municipalidad realizó la inversión sin estudios previos ambientales ni de costos.

A más de un mes de su “traslado”, la historia del “Tren Urbano” suma un nuevo capítulo. Este jueves el Concejo retomó las actividades tras el receso invernal. Y en la primera sesión el concejal por el partido Justicialista, Juan Cesoni, realizó un breve recorrido en torno a la nefasta historia del tren.

Historia

A lo largo de sus ocho años de vida, durante los cuales permaneció mayormente estacionado, el Tren Urbano demandó una importante inversión por parte del Municipio. Que se pagó con dinero de todos los santafesinos.

El edil que integra el interbloque justicialista aseguró que el Municipio gastó 150 millones de pesos en las formaciones. La cifra surge tras actualizar los montos invertidos en 2011.

“Cuando comienza la historia del Tren Urbano con la compra del primer coche en adelante, a los valores actuales determinamos que está en torno a los 3.800.000 de dólares “, detalló Cesoni.

En reiteradas oportunidades el interbloque del PJ elevó infinidad de pedidos al Ejecutivo. Esto para tener detalles en torno al funcionamiento de las formaciones, sin embargo nunca lograron una respuesta.

“Lo vimos durante años abandonado, como se oxidaba, se arruinaba y lo vandalizaban”, agregó el edil.

Reunión documentada

Un nuevo dato que aportó el concejal y que se suma a la lista de desprolijidades por parte de la gestión de Corral, tiene como eje un encuentro. Se realizó en marzo de 2017 luego de que la formación atropellara a un peatón.

En esa ocasión, que quedó documentada, se dejó en claro que la municipalidad realizó la inversión sin tener un plan de movilidad ni de costos.

“No habían solicitado las habilitaciones para circular y ya venían realizado inversiones, es decir que la municipalidad estaba gastando dinero en un sistema de transporte que no sabía si iba a estar habilitado”, recordó el concejal.

Por la falta de previsión, el Municipio se vio obligado a firmar convenios y concesionar el funcionamiento. “Lo hicieron de manera unilateral sin pasar por el Concejo vía decreto a una empresa de transporte de la ciudad de Santa Fe para que lo opere”, agregó el edil, aún así parte de la responsabilidad de los gastos quedo en poder de la municipalidad.

Recursos

Cesoni hizo hincapié en la cantidad de recursos públicos que se comprometieron para luego ser abandonados. “Sacaron el Tren Urbano para guardarlo en un galpón para que nadie más pueda verlo y no se recuerde la nefasta historia de una mala experiencia en la ciudad”, sostuvo.

En la actualidad las formaciones del Tren Urbano se encuentran estacionadas a la intemperie en un galpón municipal ubicado en Avellaneda 4.100 y son resguardadas por una patrulla de la Guardia de Seguridad Institucional (GSI).

“Seguimos gastando dinero de los santafesinos, en la concesión que se hizo a través del decreto 64 que establece que es responsabilidad del municipio cuando el sistema dejara de funcionar tenia que guardarlo en algún lugar”, agregó el funcionario.

Inicio de período

En el inicio del segundo período ordinario el Concejo aprobó un pedido de informe elevado por el concejal Marcelo Ponce, integrante del bloque por el Frente Progresista Cívico y Social-UCR, para que el Ejecutivo informe de manera detallada la situación real del Tren Urbano.

“Ha sido una situación muy compleja de hace muchos años, realmente la idea ha sido muy buena por lo menos yo la comparto”, sostuvo Ponce que aspira a contar con un medio de movilidad alternativo a los colectivos y taxis en la ciudad.

A pesar de compartir el anhelo Ponce hizo hincapié en el abandono y la desaparición de las formaciones que hasta hace un mes se instalaban sobre las vías de Pedro Vittori. “Lo peor aún es que de un día para el otro desaparecieron las unidades“, recalcó el concejal por el FPCyS-UCR.

Poco argumento

Sobre el argumento poco creíble que brindó el municipio en torno al traslado, el cual se basa en el aumento de la frecuencia de los trenes del Belgrano Cargas, Ponce no dudó en calificarlo como una respuesta endeble que no cubre las expectativas.

El objetivo del pedido de informe es contar con información certera en torno al futuro de las formaciones, los motivos por los cuales se trasladó y la realidad que atraviesan en la actualidad los operarios que habían sido afectados al sistema de transporte que nunca funcionó en su totalidad.

“El Tren Urbano es una gran incógnita para los santafesinos y este cuerpo”, destacó el edil que aspira a contar con una palabra oficial en la brevedad.

 

Fuente: Sin Mordaza.

Relacionadas
Tecnofullshop Flotante