Suspenderán todas las cirugías programadas en la provincia

El Gobierno provincial decidió suspender todas las cirugías programadas en los hospitales públicos a partir del primero de abril con el objetivo de liberar camas y así atender a la creciente demanda de pacientes infectados de COVID-19.

Mientras las cirugías de urgencia continuarán firmes, las programadas quedarán sujetas a la determinación, caso por caso, de cada director de hospital en función de la disponibilidad de plazas.

Por otra parte, el Ministerio de Salud dispuso que el personal de quirófano pueda ser redistribuido hacia las áreas críticas como terapias intensivas, según la necesidad de cada efector.

Similar medida analizan por estas horas los prestadores privados de la salud, donde el crecimiento de pacientes por la segunda ola también dejará su impacto.

El plan de contingencia también prevé la readecuación de sectores de los hospitales para poder tener más capacidad para pacientes COVID.

Finalmente, se determinó una regionalización sanitaria, con atención simultánea en toda la provincia, y la posible derivación interprovincial, como ya existió en la primera ola, con acuerdos de reciprocidad con el norte de la provincia de Buenos Aires.

El shock de medidas estará orientado a la ampliación de plazas con disponibilidad de camas críticas, horas más tarde que Nación comunicara cinco puntos rojos de alto nivel de contagio en la provincia de Santa Fe.

Fuente: Sin mordaza

Relacionadas