El balance del Gobierno en materia de seguridad, a una semana de un nuevo ministro

Transcurrida una semana en funciones de Jorge Lagna a cargo del Ministerio de Seguridad, desde el Gobierno afirmaron que la impronta del nuevo funcionario ya puede palparse en la provincia. Con más policías en las calles, junto al trabajo coordinado con fuerzas federales, “estamos llevando adelante un impulso muy importante para terminar con la connivencia del delito y su vínculo con el Estado”, reconoció el ministro de Gobierno, Roberto Sukerman.

“Estamos siguiendo muy fuertemente el combate con el narcotráfico y las mafias. Esto me parece que queda demostrado recorriendo las calles de la provincia, donde se puede ver una presencia policial que hacía mucho no se veía. Estas medidas van de la mano con operativos más complejos, para poder desbaratar distintas bandas y esto es fundamental, porque muchos de los crímenes que se comenten tienen que ver con ajustes de cuentas”, se explayó el funcionario al aire de La Mañana Entera.

Al mismo tiempo, el ministro argumentó la necesidad de tener mayor cantidad de juzgados federales, con un alto número de investigadores, en tanto se “dedica demasiado tiempo a delitos menores, cuando lo que hay que hacer es un trabajo de inteligencia para llegar a los de más arriba”.

Asimismo, Sukerman aseguró que, desde un inicio, el Gobierno apostó a la restructuración de la fuerza policial, iniciativa que tendrá continuidad con el nuevo titular de la cartera de Seguridad, pero insistió en que su transformación nunca será total si la Legislatura “no trata” las leyes pendientes en la materia.

De todos modos, admitió que “hablar de Seguridad no es solamente una cuestión de policías o justicia penal, sino un Estado presente, que invierte en infraestructura, que urbaniza barrios, construye viviendas y apuesta al empleo. Eso hace que se pueda mejorarse las condiciones sociales y que muchas personas no tengan que caer en el delito. Tenemos una visión integral de la Seguridad, donde hay una faceta de prevención y de represión del delito, pero también donde se atacan las causas”, agregó.

Fuente: sin mordaza

Relacionadas