Riacho Santa Fe: tras los movimientos de suelo, convocan a una protesta para proteger la costa

El viernes pasado la Municipalidad de Santa Fe suspendió obras que estaba llevando adelante una constructora a la vera del riacho Santa Fe contratada por el propietario del predio, Daniel Qüesta. El terreno se ubica en la intersección de Demetrio Gómez y Maestro Alfredo Bravo; es decir, al costado de la Ruta Nacional 168, en el ingreso a Alto Verde. Por este hecho, vecinos de la costa llaman a una protesta el lunes, a las 17.30, en la Fuente de la Cordialidad, sin corte de tránsito.

Según Nicolás Loza, representante de la organización Vecinos de la Costa, hace varias semanas se ven máquinas en la zona y trabajadores desmalezando. Cuando se dieron cuenta de que no había ningún cartel oficial ni un aviso formal del Yatch Club sobre obras decidieron hacer la denuncia a las autoridades. Qüesta, dueño del predio, no contaba con autorización para el comienzo de ningún tipo de obra en la orilla del río, un humedal de gran valor ecológico y zona donde se emplaza el puente que conecta con Alto Verde.

“Los primeros días de la obra la gente del municipio fue a multarlo y le dijeron a los maquinistas de la retroexcavadora que no trabajen. ¿Sabés lo que hicieron durante dos o tres días? Trabajar de noche, porque de día iban los inspectores. Evidentemente si de día no lo hacés y de noche sí, estás haciendo algo que sabés que no es lícito”, opinó Loza.

Cabe destacar que la Municipalidad se presentó esta semana como querellante damnificada por el presunto daño ambiental provocado. El fiscal Estanislao Giavedoni abrió una causa en contra de la empresa e investiga de oficio los hechos.

José Busiemi / UNO Santa Fe

José Busiemi / UNO Santa Fe

Incertidumbre

La finalidad de las obras sigue siendo incierta, aunque la empresa logró construir un terraplén de dos metros y hacer grandes excavaciones de tierra justo al lado de los cimientos del puente Héroes de Malvinas. Sin embargo, en entrevistas recientes aseguraron que uno de los objetivos es embellecer la zona costera.

“Me pregunto desde un plano netamente ecológico si quitar toda la vegetación de un humedal e intervenir una orilla del río y además tan cerca de uno de los pilares del puente es un acto que merece ser aplaudido o llamado altruista”, expresó el vocero de los vecinos.

Loza opinó sobre posibles denuncias del Estado que “seguro tiene que ver con penas monetarias pero que esta gente no tiene problema en afrontar”.

Daños ecológicos y peligro civil

En esta misma línea, Loza explicó que el lugar donde se realizaron las obras es una zona inundable y que a 50 metros se encuentra La Vuelta del Paraguayo. “Este lugar que el señor intervino (y de alguna manera arruinó) es un lugar que sirve para contener la crecida del río, es donde toma lugar para expandirse”.

“Este señor hizo una defensa: el agua en vez de escurrir para ese lugar va a escurrir para el lado contrario. Ese es el daño principal. Además el papel que ocupan los árboles, no solo en la limpieza de la capa de ozono sino de contener el río”, concluyó.

Con respecto al puente, Loza remarcó que resulta muy peligroso remover el suelo donde se emplaza uno de sus pilares. “Estamos esperando un estudio que nos diga si ese puente está realmente anclado. Yo no quiero ni pensar en el día que pase un colectivo”, dijo con preocupación.

Incluso, recordando los incendios intencionales provocados el año pasado, contó que en Alto Verde se pueden ver algunos movimientos irregulares de ciertos grupos de animales donde antes no se veían. “Nos dimos cuenta que estos animales estaban viviendo en los lugares incendiados y lo lamentamos muchísimo”.

Los reyes de la costa

Por otro lado, el vocero relató que hace ya algunos meses los vecinos de la zona comenzaron a percatarse de que el Yatch Club empezó a apropiarse de la orilla del río para hacer una playa de estacionamiento bastante precaria y cercada.

Aseguró también que los dos ingresos al puente palito, por el que no se puede circular pero que podría constituir un lugar de visita y avistaje, “fueron usurpados por el Yatch club y lo utilizan como estacionamiento”.

Por último, dijo que la bajada a la laguna debajo del puente Oroño también está tomada por el club con utilidades como máquinas, talleres y naves. “Más allá del perjuicio que genera a la gente que podría bajar al río y sentarse en la orilla, es una preocupación porque abajo del puente Oroño se hace una olla de agua que no escurre y cuando llueve se dificulta bastante pasar”, aclaró.

Loza precisó que todavía no tienen respuesta sobre quiénes ni cuándo autorizaron esta utilización de las costas. “Hay gente que se siente dueña y por ser dueña cree que puede hacer lo que quiere y evidentemente no”.

Por último, reflexionó: “Alto Verde es su gente pero también es su paisaje. Hay una relación que tenemos con el paisaje a nivel cultural porque si nos ponemos a ver nuestra música, nuestro chamamé, nuestros artistas, siempre le están cantando al litoral: al río, a los paisajes, a las aves. Y la verdad es que como santafesinos tenemos que reflexionar sobre nuestros paisajes. El día que no tengamos más nuestros paisajes, ¿a qué vamos a cantar?”.

La concentración se programó para el lunes a las 17.30 en la Fuente de la Cordialidad, justo enfrente de las obras, y se decidió que no van a afectar el tránsito. El representante de Vecinos de la Costa dijo que el objetivo es “visibilizar este daño que para nosotros es muchísimo” y aseguró que todas las ONG de la zona estarán presentes junto a vecinos autoconvocados.

https://www.instagram.com/p/CK94ng9lY8b/?utm_source=ig_web_copy_link

La demanda

El comunicado firmado por distintas ONG de la costa santafesina expresa:

Organizaciones y vecinos de la costa nos movilizamos contra el atropello de aquellos sectores que pretenden imponer sus intereses a cambio del despojo y destrucción de nuestros territorios.

Nos organizamos contra la impunidad con la que pretenden ejecutar sus proyectos inmobiliarios y turísticos a costa de negar a la comunidad el derecho de acceso a las orillas y a la naturaleza.

No es un hecho aislado, pasa en la Vuelta del Paraguayo y Alto Verde, en Colastiné, en Rincón y en Arroyo Leyes también.

Decimos Basta a la Privatización de las orillas. Queremos ser protagonistas para poder decidir cómo vivir en el lugar que habitamos.

No a la privatización de las orillas de nuestros ríos y lagunas.

Exigimos a los gobiernos Provincial, Municipal y Nacional que la empresa que socavó las orillas del Riacho Santa Fe restaure la zona como estaba.

No queremos que se lleven puesto el territorio isleño.

fuente: uno santa fe

Relacionadas