kinesiólogos y quiroprácticos de Santa Fe señalan que la pandemia provocó “nuevos tipos de pacientes”

Los kinesiólogos y quiroprácticos de Santa Fe advierten el cambio e incremento en la actividad durante 2020 a causa de la “nueva normalidad” que provocó la pandemia.

La adaptación a este contexto provocó numerosas consultas por estrés y malas posturas en los centros kinesiológicos y quiroprácticos, quienes advirtieron un incremento de hasta un 40% en las prácticas.

UNO Santa Fe dialogó con Javier Ragogna, kinesiólogo y presidente del Colegio de Kinesiólogos de Santa Fe, quien aseguró que “han aparecido nuevos tipos de pacientes por el trabajo home office, lo que es una situación complicada”.

Y añadió: “El hecho de estar trabajando en su casa, en su mesa, con altura diferente a la habitual, con sillas no tan adecuadas para estar muchas horas sentado provocó que haya nuevos pacientes con dolores o patologías que fueron acusadas por malas posturas”, sostuvo Ragogna.

También destacó que “los problemas físicos de las personas que hicieron actividad física por su cuenta en su casa fueron generalmente dolores lumbares y contracturas musculares”.

Frente a la consulta por cómo siguieron los tratamientos en cuarentena, Ragogna manifestó: “En la cuarentena se suspendieron tratamientos, se postergaron otros, hubo algunos que ni siquiera empezaron. Los pacientes estuvieron mas tiempo recluidos en sus casas y eso ha hecho que se genere un efecto negativo sobre el cuerpo”.

Las consultas a quiroprácticos aumentaron entre 30 y 40 por ciento en la ciudad durante 2020

Las consultas a quiroprácticos aumentaron entre 30 y 40 por ciento en la ciudad durante 2020

“Cuando se empezó a liberar el trabajo para los kinesiólogos, los pacientes pudieron acudir encontrando resultados, mientras que otros pacientes que eran de riesgo demoraron algo más en volver a los tratamientos y sufrieron un deterioro bastante marcado”, destacó el referente del Colegio de Kinesiólogos.

En cuanto a las recomendaciones, Ragogna destacó que “el trabajo de los kinesiólogos es aconsejar al paciente, darle herramientas para mejorar las posturas en el tiempo de trabajo y generar también lo que se conoce como pausas activas. Estos son ejercicios que se deben hacer cada tantas horas de trabajo, actividades que contrarrestan la posición en la cual está el paciente y evitar los dolores que está padeciendo”.

Quiropraxia, con 40% más consultas

En diálogo con UNO, German Roldán, profesional en quiropraxia de la ciudad señalaó que son “muy pocos los quiroprácticos en el país y también en Santa Fe. Al momento en que nos habilitaron a principios de mayo para trabajar vimos un incremento en la práctica”.

“Hubo un incremento importante en la actividad, alrededor de un 30 o 40 por ciento más de lo que se trabajaba en años anteriores. Muchas de las consultas fueron nuevos pacientes, otros eran personas que ya con cierta periodicidad acudían a nuestro consultorio. Se produjeron recomendaciones, sobre todo con respecto a la actividad física y la parte postural”, enfatizó Roldán.

En cuanto a los síntomas que padecieron los pacientes que se acercaron a los centros de quiroprácticos, Roldán subrayó: “Hubo muchas consultas por estrés, malas posiciones, sedentarismo y por actividades físicas anómalas dentro del hogar donde la gente intentó rediseñarse para poder hacer algo y minimizar ese estrés psíquico que estaba padeciendo”.

“Las consecuencias de las malas posturas o sedentarismos más que nada son contracturas musculares” declaró Roldán, coincidiendo con su par kinesiólogo.

“Esta es una de las razones por las que se hacen las primeras consultas a los quiroprácticos. Además está la disminución a nivel circulatorio, a nivel muscular, mucha rigidez y disminuciones en la movilidad articular”, concluyó.

fuente: uno santa fe

Relacionadas