La alta demanda de agua genera complicaciones y el servicio no llega a barrios del norte de la ciudad

Barrios del extremo norte de la ciudad padecen el faltante de agua potable. El fenómeno se presenta desde hace unos días, como por ejemplo en René Favaloro, donde los vecinos aseguran que no tienen servicio desde hace tres días.

La alta demanda del suministro, asociadas a las temperaturas elevadas durante los últimos días, con familias en sus domicilios por la Navidad (que se extendió durante el fin de semana largo) hicieron que algunas zonas de la ciudad tengan inconvenientes con el agua potable y que hoy muchos problemas aún persistan.

A eso se le suma la situación excepcional de bajante histórica del Paraná que se extendió por casi todo el año.

Otro condicionante es la pandemia y protocolos Covid-19. Es que quienes solían irse a pasar la fiestas a otra ciudad, este año optaron por no hacerlo. Ello implica que la población establece a esta altura del año sea superior a la de veranos pasados.

Desde Aguas Santafesinas insisten con el pedido de solidaridad, prudencia y responsabilidad en el uso del servicio. Señalaron que la empresa “se encuentra trabajando en el máximo de lo posible, en condiciones (actuales) que no son las deseables”.

En esa línea, hay un pedido de solidaridad especial y uso responsable del agua a quienes viven cerca de la planta potabilizadora, desde donde se distribuye el suministro. Si eso no ocurre, los sectores mas distantes y alejados es donde se resiente el servicio.

Desde Assa piden “conciencia social y uso responsable en el marco de una situación excepcional, en la cual es necesario tomar conductas y cuidados especiales”.

Aclararon que “la empresa está trabajando con toda la disponibilidad de sus sistemas de captación, potabilización y distribución de agua potable”

Recomendaciones

Para sostener la prestación de este servicio esencial es necesario el aporte de los usuarios mediante acciones concretas que no modifican la calidad de vida pero evitan derroches innecesarios. Desde Aguas Santafesinas enumeraron las siguientes acciones a tener en cuenta

>> Piletas de lona: se debe evitar la renovación constante del agua de las piletas de esparcimiento en forma innecesaria. Una pileta de lona llena de 3.000 litros equivale al consumo diario de agua potable de 25 personas. Con la dosificación diaria de hipoclorito de sodio (lavandina) o con una pastilla de cloro sólido se puede conservarla en adecuado estado por varios días. También se debe lavar los pies antes de ingresar a la pileta, retirar la basura de la superficie y cubrirla con una lona o plástico mientras no se use para evitar el ingreso de polvo u hojas que afectan el estado de conservación del agua.

>> Una manguera con salida continua de agua gasta 500 litros por hora: evitar su uso. Solo lavar las veredas los días y horarios autorizados por la Municipalidad. Utilizar baldes o mangueras provistas de sistemas de corte (gatillo o interruptores o pulsadores) para evitar el derroche. Tampoco lavar vehículos ni arrojar aguas servidas a la vía pública.

>> No están permitidas las bombas “chupadoras” conectadas en forma directa a la red, que causan riesgos y perjuicios directamente a las cañerías de sus instalaciones internas y de sus vecinos.

>> No se debe dejar que el agua corra innecesariamente al lavar los platos, al lavarse los dientes o al bañarse, una ducha de 10 minutos consume 80 litros de agua.

>> Controlar las pérdidas en canillas, tanques de agua y otras instalaciones, un depósito de inodoro con deficiencias desperdicia 4.500 litros por día.

> En caso de localizar una fuga de agua potable en la vía pública, los usuarios pueden notificarla a través del Centro de Atención 24 horas por WhatsApp: +54 341 695-0008

Fuente: uno santa fe

Relacionadas