Con un abrazo simbólico, pidieron retomar actividades en los Jardines Municipales

Se realizó este jueves en el Jardín Municipal de Barranquitas Sur, y apuntó a visibilizar la preocupación por las salas de educación inicial que depende del Municipio, ya que no abrieron para las niñas y niños, ni hay inscripciones de nuevos ingresantes para 2021. “Queremos que se retomen con todo vigor las actividades en los jardines de los barrios que más lo necesitan”, dijo el referente de Juntos por el Cambio, José Corral, presente en la actividad junto a diputados y concejales, padres y referentes de diferentes instituciones.

“¡Salvemos los jardines municipales!” fue la consigna con la que este jueves se realizó un abrazo simbólico al Jardín Municipal de Barranquitas, en Iturraspe y Lamadrid, convocado para expresar la preocupación por el futuro del sistema de educación inicial con que cuenta el Municipio, y que tiene desplegados 17 jardines en diferentes barrios de la ciudad.

De la iniciativa -en la que participaron padres, madres, referentes de instituciones- fueron parte el referente provincial de Juntos por el Cambio, José Corral; los diputados nacionales Juan Martín y Niki Cantard; los concejales Inés Larriera y Carlos Pereira, entre otros.
El abrazo se realizó ante las incógnitas existentes en torno al funcionamiento y reapertura de los jardines municipales, cuando la actividad ya cuenta con los permisos para volver a funcionar. Y otra de las preocupaciones apunta a que este año no se han realizado inscripciones para nuevos ingresantes en 2021, algo que habitualmente se realizaba en los meses de octubre y noviembre.

En declaraciones a la prensa, José Corral indicó que la iniciativa tuvo como objetivo “ayudar a que se retomen con toda la energía las actividades en los jardines en los barrios que más necesitan en la ciudad”.

“Sentimos la obligación de acompañar con concejales y diputados de diferentes sectores a las familias que están pidiendo por la pronta vuelta de los jardines, y que se continúe con el programa de educación inicial de la Ciudad, porque las cosas buenas tienen que seguir. Nosotros creemos que esta experiencia es tan importante para los más chiquitos y chiquitas, y es un logro de los santafesinos, y por eso debe mantenerse”.

Respecto a que recién hoy -y en paralelo al abrazo simbólico-, el gobierno municipal actual anunció que se retomarían actividades en los jardines, José Corral indicó: “Ojalá que nuestra acción haya ayudado a que se tome impulso de nuevo. Esto es para apoyar, no es contra de nadie. Consideramos que la educación es la herramienta para el progreso de nuestros barrios porque finalmente lo que podamos hacer por los más chiquitos y chiquitas es darle la mejor educación”. En el mismo sentido, valoró: “Aquí están edificios que han sido premiados, con maestras que tienen ganas de trabajar porque son buenas profesionales. Hay que aprovecharlo lo más rápido posible, y en buena hora si esta iniciativa, este abrazo, este acompañamiento de todas las familias y de todos los que estamos hoy aquí, ayuda a que se retomen con toda la energía las actividades en los jardines en los barrios que más necesitan en la ciudad”.

Finalmente, en cuanto al estado de los edificios de los jardines, José Corral describió: “Vimos en este de Barranquitas que estaban cortando los yuyos de adentro, ojalá que haya servido esta iniciativa para dar esa señal de que hay que cuidarlos, que hay que mantenerlos, pero la mejor manera de mantener esta infraestructura es usándola con vida, con actividad, con las maestras, con los directivos y con los chicos, porque las familias de los barrios se han apropiado de los jardines, y lamentablemente en estos meses que estuvieron cerrados, y un poco abandonados, hubo situaciones de robos, de vandalismo”.

A su turno, los concejales Inés Larriera y Carlos Pereira se mostraron “preocupados por el sistema municipal de educación inicial y esta política de jardines que es tan cara al corazón de los santafesinos, y que siempre ha sido nuestro orgullo decir que tenemos 17 jardines municipales en los barrios más vulnerables de la ciudad, con edificios y docentes que permitían acceder a educación de calidad desde edad muy temprana”, señalaron, y recordaron que han presentado “varios pedidos de informes sobre el tema, porque si bien hasta diciembre no podían acceder los niños -cosa que ahora sí está habilitada- había diferentes actividades que se podían desarrollar en los jardines para estar cerca de las familias, y los vecinos nos decían que solamente se utilizaban para entregar comida a las familias”, expresaron.