El fiscal desestimó la denuncia de la joven al taxista por intento de secuestro

El fiscal de Delitos contra la integridad sexual, Ramiro González Raggio, desestimó la denuncia presentada por la joven que afirmó haber sido víctima de un intento de secuestro por parte de un taxista. Luego de realizar las medidas investigativas pertinentes, el funcionario del Ministerio Público de la Acusación (MPA) determinó que no hubo existencia de delito.

La decisión concluyó luego del análisis de los audios contenidos en los celulares aportados por el taxista y su hijo. Asimismo, González Raggio tomó como evidencia los registros de las cámaras de seguridad que corroboran el trayecto del taxi y el GPS del vehículo.

El fiscal consideró que los dichos, tanto de la denunciante como del denunciado, y la evidencia objetiva recabada en la investigación “no presentaron elementos que configuren un delito penal”.

El martes pasado, Gustavo, el chofer del taxi se presentó en el centro de Justicia Penal con sus hijos y colegas taxistas para desestimar el intento de rapto, mientras descartó conocer las razones por las que la chica realizó la acusación.

El hecho que se investigó ocurrió el domingo a la noche, cuando una joven abordó un taxi en Pellegrini e Italia y se bajó de manera intempestiva en Entre Ríos y 27 de Febrero al sentirse intimidada por una conversación que el taxista mantenía con otra persona.

Finalmente, el fiscal llegó a la conclusión que, efectivamente, se trató de la organización de la cena entre el taxista y su hijo luego del análisis de audios y pruebas presentadas por el conductor.

fuente: sin mordaza

Relacionadas