Autopista: Perotti propone para administrarla un “ente estatal”

 

El gobierno de Omar Perotti definió qué figura utilizará para administrar la autopista Santa Fe – Rosario. Mediante un proyecto de ley, propone que dicha función esté a cargo de un Ente puramente estatal, que se llamará “Caminos del Brigadier”. La decisión está plasmada en un proyecto de ley que ingresará en las próximas horas a la Legislatura. En diálogo con El Litoral, la ministra de Infraestructura, Silvina Frana, dijo que con esta figura se propone reemplazar la Unidad Ejecutora dependiente de Vialidad, que la actual gestión había creado de manera transitoria para explotar el corredor.

 

Como se sabe, la historia reciente de la administración de la autopista es una sucesión de capítulos que incluyen concesiones a consorcios privados con contratos que se terminaron de manera anticipada, ante incumplimientos flagrantes de las empresas pero sin multas para resarcir al estado por ello. Dicha rescisión se dio durante la gestión de Miguel Lifschitz, quien terminó resolviendo la constitución de un fideicomiso administrado por el Banco Municipal de Rosario. Cuando asumió Omar Perotti, lo disolvió y creó transitoriamente a la figura de la Unidad Ejecutora.

 


“Lo primero que hicimos fue solicitar una auditoría sobre la que todavía está trabajando la Sindicatura de la provincia; allí aparecieron situaciones que hay que revisar “.Foto: Flavio Raina

 

Contexto

 

Frana aludió a la “situación heredada” para fundamentar la decisión de crear un Ente Estatal. “Cuando asumimos, se terminaba el contrato de fideicomiso por lo que decidimos llevar adelante de manera transitoria una Unidad Ejecutora dependiente de Vialidad. La propia Ley Orgánica de Vialidad define que la administración de las rutas la tiene Vialidad y las puede concesionar. Aquel fideicomiso fue bastante cuestionado – advirtió – porque en ese momento no había una previsión legal para dicha figura y porque, casualmente, se daba con el Banco Municipal de Rosario como administrador. Frente a ello, lo primero que hicimos fue solicitar una auditoría sobre la que todavía está trabajando la Sindicatura de la provincia; allí aparecieron situaciones que hay que revisar básicamente por contratos que se autorizaron durante la permanencia del fideicomiso y que hoy se tienen que seguir pagando. Hubo determinadas prácticas de contrataciones que escapaban a las que se podían hacer y fueron con costos excesivos para el fin específico de la autopista – planteó- . Fue toda una etapa de transición para la que se eligió la figura de la Unidad Ejecutora”.

 

– ¿Qué es lo que se propone ahora?

 

– Lo que se está proponiendo ahora es un Ente Estatal; originalmente se había pensado en una sociedad del estado pero después cuando se analizó el nivel de actividad, el gobernador entendió que la mejor figura era un Ente Estatal cuyo capital accionario estuviese íntegramente en manos del estado y que tuviese cierta autonomía para poder operar libremente y manejar los fondos o contratar, siempre dentro de las normas vigentes. Se va a llamar “Caminos del Brigadier” y está comprendida su conformación en la ley de Administración Financiera; por eso requiere autorización legislativa. Su objeto será el mantenimiento, custodia y administración integral de la autopista.

 

– ¿Qué pasará con las obras? ¿Seguirían siendo financiadas por la provincia?

 

– La propuesta de obra la hará el Ente, pero habrá que ver si el organismo cuenta con el financiamiento suficiente. Quizá las obras de mayor envergadura las deba encarar Vialidad. Puede haber una capacidad de financiamiento del Ente, con un control exhaustivo del manejo de los fondos. El Ente tiene la obligación de programar y plantear las obras.

 

– ¿Cómo estará integrado ese Ente?

 

– La idea es que esté a cargo de un director provincial designado por el Poder Ejecutivo, por un plazo de dos años, pudiendo ser renovado en el cargo. Estará acompañado por un sub director. También estará la posibilidad de la intervención. Se procuró un ente con autonomía pero sin necesidad de una gran estructura burocrática porque se trata de administrar una autopista.

 

– ¿Se mantendrá el sistema de peaje?

 

– Por ahora sí; eso sería más parte de la reglamentación de la ley. Un aspecto importante es que queda definida la vinculación laboral de los trabajadores con el Ente. En la Unidad Ejecutora transitoria los trabajadores aparecían como servicios no personales; esto quiere decir que no estaban en el rubro Personal. Hubo que trabajar la relación con los gremios que tienen un estatuto diferente; se negoció mucho con ellos para evitar perjuicios. Ahora, pasarían a ser empleados del Ente pero con las normas laborales del derecho privado. A partir de ahora, si esto es ley, no habría que buscar concesionarios privados ni crear fideicomisos.

Noticia de: El Litoral

 

Relacionadas