Por mes se reciben más de 25 denuncias de maltrato animal en la ciudad

La Municipalidad recibe mensualmente entre 25 y 30 denuncias vinculadas con maltrato animal. En tal sentido, a pesar de los inconvenientes ligados a la pandemia vinculados con la dificultad de conseguir lugares de tránsito, medicación e incluso alimento, se trabaja intensamente para resolver la mayor cantidad de denuncias.

Los casos, en los que interviene personal del Instituto Municipal de Salud Animal (Imusa) abarcan las siguientes situaciones: animales abandonados en viviendas vacías; abandonados afuera de las viviendas por sus dueños; animales en malas condiciones dentro de viviendas habitadas (atados permanentemente, lastimados, flacos, sin agua o comida) y superpoblación de animales.

 

El Instituto Municipal de Salud Animal (IMUSA), dónde deben de realizarse las denuncias por maltrato animal.

El Instituto Municipal de Salud Animal (IMUSA), dónde deben de realizarse las denuncias por maltrato animal.

Protocolo de actuación

Frente a una situación similar a las consignadas anteriormente, los vecinos deberán realizar la denuncia comunicándose con Atención Ciudadana de la Municipalidad a través del 0800 777 5000.

Posteriormente, trabajadores deI Imusa se contactan con las personas que realizaron la denuncia para interiorizarse de la situación. En ese marco, se evalúa si se debe realizar la denuncia policial o si se necesita de su colaboración para concurrir al lugar denunciado.

En el caso de que el propietario de la vivienda no permita el ingreso del personal municipal, se realiza la denuncia policial para obtener la orden que posibilite ingresar al domicilio y sacar a los animales. Luego se continúa el proceso a través de Fiscalía.

En el caso de superpoblación animal, la Municipalidad interviene sacándoles fotos y haciendo las gestiones para darlos en adopción, en caso de que la familia quiera entregarlos voluntariamente. De no ser así, se les ofrece castrar los animales para que no se sigan reproduciendo, y a su vez se da intervención a otras áreas de la Municipalidad en caso de ser necesario que esa familia necesite algún otro tipo de atención social o sanitaria.

En este proceso, el Imusa realiza un trabajo articulado con la policía para su accionar. En ese marco, el protocolo de trabajo es el siguiente: los agentes llaman al veterinario policial, quien hace una evaluación del animal en cuestión y si considera que está dentro de una situación de maltrato, junto con el fiscal dan la autorización al Imusa para poder retirar los animales.

Atención y cuidados

Una vez que los animales son rescatados realizan curaciones, desparasitaciones, castraciones y cuando se encuentran en buen estado, se busca a personas que quieran adoptarlos. En ese sentido, se trabaja en conjunto con proteccionistas que colaboran con lugares de tránsito para los animales.

fuente: uno santa fe

Relacionadas