Turismo: impulsan una ley de emergencia provincial, con beneficios impositivos y asistencia económica

Un proyecto unificado de dos legisladores de la Cámara de Diputados de la provincia avanza en busca de de la aprobación de una ley de asistencia económica y financiera a favor del sector turístico, hotelero y gastronómico.

La iniciativa propone alternativas que tiendan a atenuar las causas, efectos y consecuencias de las medidas de aislamiento aplicadas por los gobiernos nacional y provincial para afrontar la pandemia de coronavirus y que golpearon fuertemente en el sector.

Hasta el día de hoy, en Santa Fe, los hoteles siguen sin poder abrir sus puertas y los gastronómicos (bares y resto) advierten que a pesar de poder reabrir, las ventas no alcanzan para hacer sustentable el negocio en el tiempo.

Entre los beneficios, la ley plantea “una prórroga en el vencimiento de los impuestos provinciales existentes por un plazo de hasta noventa días hábiles siguientes a la fecha de finalización del periodo de caída de la actividad económica”. Además, suspende “la iniciación de procesos judiciales y procedimientos administrativos que tengan por objeto el cobro de acreencias vencidas con anterioridad a la situación emergencia”.

El proyecto unificado es impulsado por Jimena Senn (diputada por la UCR) y Pablo Farías (Frente Progresista Cívico y Social) y se estaría terminando de pulir para recibir la media sanción de la cámara baja. Propone “el pago de un 70 por ciento del monto anual del Impuesto Inmobiliario respecto de aquellos inmuebles que resulten afectados al desarrollo de las actividades”.

En cuanto al servicio de energía eléctrica dispone una reducción del 50 por ciento “en el pago de los importes derivados del consumo de suministro de energía eléctrica de los inmuebles que resulten imprescindibles para el desarrollo de las actividades.

A través de la ley se pretende también un “Fondo de Asistencia Financiera para el sector Turístico, Hotelero y Gastronómico”, que estaría compuesto por 600 millones de pesos. Dicho recursos serían “administrados y ejecutados por el Ministerio de Producción, Ciencia y Tecnología, a través de la Secretaría de Turismo”.

La iniciativa aclara que podrán solicitar los beneficios otorgados por esta Ley aquellos negocios vinculados a la actividad que “se encuentren afectadas negativamente en por lo menos en un 50 por ciento de su capacidad operativa”.

Las expectativas de que la ley avance reciba este jueves media sanción la tienen referentes de la actividad hotelera de nuestra ciudd. Ignacio Copoletta, presidente de la Cámara de Hoteles de Santa Fe, dijo en declaraciones a UNO Santa Fe esta semana: “Es muy importante para nosotros porque significa que nos ayude la provincia. El pago de la EPE, ingresos brutos, el API, se ha pedido a esos organismos para que se cobre por lo consumido, y no los promedios de potencia. De luz llega la factura normal a la mayoría de los hoteles, entonces es imposible abonar. Estamos cerrados”.

En cuanto a la realidad actual, Copoletta graficó a este medio a inicios de semana: “Los hoteles que permanecen abiertos son solo para la gente exceptuada, no puede ir cualquiera a alojarse. Ante esta situación grave de Buenos Aires, que no hay libre circulación, todos trabajamos con gente que viene de Rosario, Buenos Aires, Córdoba. Entonces las habitaciones que se hacen son dos o tres, máximo cuatro. Pero para que funcione un hotel, obviamente depende de cada establecimiento, lo mínimo de habitaciones a tener son 20, es complicado. Además, por más que el hotel esté cerrado, tiene maquinarias, calderas, etcétera, entonces siempre tiene que haber alguien que cuide que no pase nada. La situación es totalmente mala”.

Fuente: Uno Santa Fe

Relacionadas