Los controles de olfato arrojaron el primer caso sospechoso de COVID-19

La Municipalidad de Santa Fe inició un mayor control en los puntos de acceso a la ciudad, con la incorporación de testeos olfativos, que fueron sumados a los chequeos habituales en el control de la documentación vehicular y a los registros de temperatura.

En el día de hoy, durante un trabajo de rutina, las autoridades apostadas en Iturraspe y Avenida Perón activaron el protocolo por COVID-19 luego que un conductor no superase la prueba del olfato. Tras realizar el interrogatorio de rigor, se dio aviso al 0800 ante un posible caso de coronavirus.

Según testimonió el hombre que no logró identificar los olores impregnados en los hisopos que le fueron suministrados, no habría tenido contacto directo con ningún infectado, como tampoco habría identificado algún síntoma compatible con la enfermedad.

De todas formas, las autoridades notificaron el hecho y acompañaron a la persona hasta su residencia para corroborar el cumplimiento efectivo del aislamiento preventivo.

El conductor, oriundo de la ciudad de Santa Fe, deberá permanecer en cuarentena por catorce días, mientras las autoridades procederán a realizar el hisopado correspondiente.

Fuente: sin mordaza

Relacionadas