Jardines maternales: “La decisión de abrir, ahora es del Gobernador”

 

Más de 80 días ya pasaron desde que los jardines maternales de la ciudad abrieron sus puertas por última vez. Desde aquel lejano martes 17 de marzo (tres días antes del comienzo oficial de la cuarentena) hasta la actualidad, pocas certezas tienen en cuanto a su reapertura, estas instituciones que no reciben ningún tipo de ayuda económica.

 

Sí hubo varias manifestaciones frente a Casa de Gobierno y este viernes, unos 30 autos con globos y pancartas realizaron una caravana desde el monumento al Brigadier López, en la costanera oeste, hasta la Plaza de Mayo, con el fin de entregar una nota dirigida directamente al Gobernador, Omar Perotti.

 

“Decidimos, en esta oportunidad, manifestarnos de una manera más colorida, pero también para ir comunicando a los santafesinos que no recibimos ayuda y, por el momento, tampoco ninguna solución. En todas las reuniones que tuvimos siempre encontramos apoyo, entendimiento y una promesa de ayuda en gestión y solucionar, pero hasta ahora nada. Estamos en una situación de cierre de varias instituciones porque el acumulado que tenemos de deudas es cada vez más grande y las familias también están cada vez más complicadas para seguir acompañándonos”, comenzó explicando Fernando Collados, uno de los representantes de los docentes de los jardines.

 

“Consideramos que estamos muy capacitados para poder recibir a los chicos, siguiendo el protocolo que ya presentamos y dada las condiciones que tenemos en el municipio: con un 90% de la actividad económica reactivada, con salidas recreativas permitidas, chicos que están jugando en las plazas, adultos que cuidan a los chicos, padres que tienen que contratar niñeras para cuidar a sus hijos porque ambos tienen que salir los dos a trabajar. Todas esas situaciones nos llevan a que nosotros, con mucha responsabilidad, podemos abrir nuestras puertas. En estos momentos tenemos menos del 30% de padres que nos siguen acompañando. Pero a su vez, son distintas las realidades dependiendo la zona donde esté cada jardín, y el tipo de trabajo que tiene cada familia. Hay jardines que tienen sólo el 10% de padres que pagan”, aseguró Collados.

 

A su turno, Marcela Zeballos, otra de las docentes que alzó su voz dijo: “Todavía no entendemos por qué nos siguen vinculando con el sistema educativo provincial, porque no estamos incorporados, no recibimos ningún tipo de ayuda. No sabemos por qué tenemos que seguir esperando. Nosotros vivimos solamente de la cuota de los padres y ya no la estamos recibiendo prácticamente. Muchos nos dijeron, los que quedaron, que el mes que viene no van a pagar porque deben solucionar el inconveniente con las niñeras”.

 

Por todos estos motivos, es que ahora el pedido es directamente al Gobernador, teniendo en cuenta que ya hubo contactos directos con el intendente Jatón, quien “coincide con nosotros en que los jardines tienen que estar abiertos porque el 90% de los padres está trabajando”.

 

“Tenemos todas las condiciones sanitarias y de cuidados para poder abrir. La decisión en este momento depende del Gobernador. Los niños deambulan en supermercados, plazas, bares y no pueden ir al jardín. Que la educación quede para lo último, es lamentable. Estamos a punto de cerrar, ya no tenemos cómo pagar los sueldos. Son muchas fuentes de trabajo que se van a perder. Deben priorizar la educación y tener en cuenta nuestro pedido”, finalizó Zeballos.

Noticia de: El Litoral

Relacionadas