Pedirán una recompensa para testigos de la muerte de Diego Román

A 10 meses del crimen de Diego Román en una zona rural de la localidad de Recreo, sin avances y a la espera de respuesta a la solicitud de pruebas para la causa que investiga lo sucedido, por parte de la querella, el doctor Dionisio Ayala hará una presentación para pedir una recompensa para testigos del hecho

Esto se realizará en la mañana de este martes en la fiscalía de Saavedra y General López, perteneciente al Ministerio público de la Acusación, quienes son los encargados de elevar la solicitud al ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la provincia, para que a través del Fondo Provincial de Recompensa se establezca un monto, que luego se hará público y de esta manera tener la posibilidad de que algún testigo del crimen, pueda aportar algún dato.

Según lo expresado por Ayala en su pedido, “ tomando en consideración la falta de información y resultados concretos, por parte del Ministerio Público de la Acusación relacionado sobre la marcha de la investigación de la muerte violenta, dictaminada en primera instancia por el Médico Forense de la Corte Suprema de Justicia de la Provincia, doctor Pascual Pimpinella, vengo a solicitar se arbitre los medios necesarios conducentes a ofrecer una compensación dineraria o recompensa a aquellas personas que, sin haber intervenido en la comisión de la muerte de Diego Martín Román, acaecido entre las fechas 03 ó 04 de julio de 2019, brinden datos útiles para esclarecer o individualizar autores, cómplices, encubridores o instigadores de la comisión de ese delito, que por su gravedad, complejidad y alarma social causada de nivel local, provincial y nacional justifica dicha recompensa, creada a tal efecto por la Ley Nº 13.494, y Decreto Reglamentario Nº 2.358 de fecha 15 de setiembre de 2016 (Programa de Protección, Acompañamiento de Testigos y Víctimas y Fondo Provincial de Recompensa).”.

Una vez que todo esto se concrete y ante la posibilidad de que aparezcan testigos, estos podrán brindar la información, resguardando la identidad de aquellas que presten colaboración.

El pedido también se basa en la serie de irregularidades, que sostienen desde un comienzo, en lo que refiere a toma de pruebas, la falta de declaración de testigos y la posibilidad impuesta por el ex ministro de Seguridad provincial, Maximiliano Pullaro, en que la muerte del niño se había producido por un ataque de una jauría de perros.

Lo que se busca con este pedido, como se ha dicho con anterioridad es la posibilidad de testimonios que puedan ser importantes en el avance de la causa.

La Causa

Diego Román, de 12 años, comenzó a ser intensamente buscado desde el miércoles 3 de julio de 2019, cuando no regresó a su casa luego de ir a la escuela, en Recreo, ubicada a unos 17 kilómetros de la capital santafesina.

Su padre realizó la denuncia en la Comisaría 16ª de esa localidad y un día más tarde el vicepresidente del Club Social Central Oeste, donde el niño jugaba al fútbol, encontró su cuerpo entre la vegetación de un descampado cercano a su casa.

En un primer momento se apuntó a un homicidio producido con un elemento punzocortante. Oportunamente, el médico forense y docente universitario Pascual Pimpinella explicó que en la primera autopsia detectaron la presencia de heridas cuyos bordes eran “muy netos”, lo cual abonaba la teoría de que habían sido producidas con un elemento filoso.

Fuente: Uno Santa Fe

 

Relacionadas