Cuatro de cada 10 empleados de comercio pueden perder su trabajo por la pandemia

El Observatorio Demos, en el marco del Día del Trabajador, presentó un informe sobre los posibles impactos del coronavirus en el mercado santafesino. La actividad, que se realizó mediante una plataforma digital, además del concejal Paco Garibaldi, contó también con la presencia de la exministra de producción provincial, Alicia Ciciliani.

En este sentido, el concejal sostuvo que “en la Argentina sabemos que las situaciones económicas en general tienen ciclos positivos y negativos. Veníamos de un período de nulo crecimiento, con algunos conflictos sociales y esta situación del coronavirus generó efectos en todos los países, y el nuestro no fue la excepción, por supuesto. La paralización de la economía global es enorme y eso obviamente repercute en la producción y en el empleo”.

Ciciliani, por su parte, sostuvo: “No tenemos que olvidar cómo entra Argentina a la pandemia, con un mercado laboral devastado, una tasa de informalidad que nunca bajo del 30% y una economía que hace una década que no genera empleo y no permite el ingreso al mercado de más personas”.

La propagación del Covid-19 está produciendo una crisis sanitaria y humanitaria. Si bien el escenario contiene una alta dosis de incertidumbre, distintas estimaciones en relación a los impactos en la actividad económica señalan que cada semana de cuarentena obligatoria conlleva una pérdida de medio punto del Producto Bruto Interno.

Garibaldi hizo hincapié en que este “informe arroja elementos contundentes y preocupantes. En la ciudad de Santa Fe, cuatro de cada diez puestos de trabajo corren riesgo de perderse, unos 84.000 en total, de los cuales cerca de 30.000 son trabajos precarios. Esto podría elevar la tasa de desempleo hasta llevarla a un 18%, casi el doble de la vigente hasta el mes de febrero de este año”.

Los sectores económicos donde la precariedad es notablemente superior a la media, y que asimismo están en mayor riesgo ante la crisis son: alojamiento y servicios de comidas, empleo doméstico; arte, entretenimiento y recreación; construcción. En general, se observa que el impacto de la crisis guarda relación inversa con la calidad de los puestos de trabajo. Las actividades con efectos económicos “medio” y “alto” tienen niveles de precariedad superiores al 50% y menores ingresos que la media.

El número final de las pérdidas de puestos de trabajo en el presente año dependerá de la evolución de la pandemia y de las medidas que se adopten para mitigar sus repercusiones. Las acciones de estímulo a la economía, de apoyo a las empresas y de protección a los trabajadores son cruciales. En este sentido, programas de transferencias amplios como el Ingreso Familiar de Emergencia son acciones que deben ser complementadas de modo urgente con un apoyo decidido a los sectores productivos, para evitar la interrupción de cadenas de pago, la destrucción de la capacidad productiva y el aumento del desempleo en nuestro país.

Asimismo, es clave lograr que los Estados nacional y provincial puedan acompañar este tipo de medidas, a través de acciones en el orden tributario y/o financiero. La asistencia a pymes a partir de la profundización de los procesos de Compre Santafesino, la postergación de vencimientos impositivos y/o exenciones de impuestos a pymes, crear herramientas financieras desde el Estado provincial y/o entidades financieras con asiento en el territorio santafesino son ejemplos de medidas que pueden ir en este sentido.

Desafíos

Durante el encuentro Ciciliani manifestó: “Tenemos que aprovechar esta instancia de crisis, que es dolorosa para repensar el mundo del trabajo y el sistema productivo. Este es un enorme desafío, pero no distinto a los muchos que ya tuvimos que atravesar. Yo pasé, por mi edad y mis responsabilidades, por muchas crisis, y estoy convencida de que lo que no hay que hacer es quedarse paralizados”.

Por su parte Eduardo Alfaro, del Observatorio Demos, aclaró que ”se sabe que hay actividades económicas que se encuentran en situación de mayor exposición ante la crisis producida por el Covid-19 y que la recuperación no va a ser inmediata, ya que hay que retomar hábitos de consumo. Para esto el principal desafío va a ser la visión estratégica a largo plazo, tener capacidad estatal y presentar especial atención a los grupos más vulnerables de la ciudad” .

Fuente: Uno Santa Fe

 

Relacionadas