Las nuevas excepciones establecidas por la provincia no incluyen al gran Santa Fe y Rosario

Este miércoles se realizó una nueva reunión del Comité de Crisis provincial, en el marco de la Emergencia Sanitaria por la pandemia por coronavirus . El encuentro sirvió para establecer definiciones en relación a cierta flexibilización de la cuarentena en territorio santafesino.

El ministro de Gobierno, Esteban Borgonovo describió que “hay dos situaciones bien marcadas en la provincia: los aglomerados de Rosario y de Santa Fe, que se mantienen en igualdad de condiciones, sin novedades; y el resto de la provincia, en el que estamos pensando en exceptuar algunas actividades”.

En ese sentido, el funcionario anunció que se piensa “habilitar las obras menores, de hasta cinco personas. También las cobranzas a domicilio, los talleres mecánicos, lavaderos de autos y los servicios de mantenimiento de motos y vehículos”.

En relación al comercio minorista, Borgonovo adelantó que “podría habilitarse exclusivamente para aquellas localidades menores a 5 mil habitantes. Esas serían las excepciones de esta nueva etapa, concordando con lo dispuesto por el gobierno nacional”.
Insistió en que “por ahora, la situación de los grandes aglomerados, Santa Fe y Rosario, se mantendrían igual”.

De la reunión participó la vicegobernadora de Santa Fe, Alejandra Rodenas, quien resaltó que la provincia se encuentra alineada con las políticas públicas que se están llevando adelante por parte de Presidencia de la Nación. En ese sentido, aclaró: “Todas las actividades que finalmente se vayan a ir liberando, incluida la propia cuarentena y aislamientos sociales que estamos manteniendo, se hacen en profunda relación con el Ministerio de Salud de la Nación. Esto ha quedado muy en claro con los expertos que han estado hoy presentes y con las áreas específicas del Ministerio de Salud”.

En otro orden, Rodenas describió que la cartera sanitaria tiene una preocupación vinculada con los insumos médicos. “Entendemos y tenemos en claro que esta pandemia nos ha puestos frente a un nuevo paradigma. Nosotros teníamos un sistema de salud pública y privada funcionando, pero la pandemía ha hecho que tengamos que salir a comprar insumos a un mundo que está comprando y que las adquisiciones de esos insumos implican muchas veces dilaciones. Realmente es muy difícil comprar en un mundo donde los insumos médicos que se necesitan para el Covid están escaseando”.

Al respecto, el ministro Borgonovo resaltó: “El comité acompaña y legitima la necesidad de hacer compras de insumos en el exterior porque en el mercado nacional no se pueden conseguir en la cantidad y con la celeridad requeridaSe van a priorizar aquellos insumos que son de primera necesidad para el personal de salud. Estamos hablando de aquellos que llevan puesto cuando van a atender a las personas eventualmente contagiadas de Covid. Camisolines, barbijos y demás, para proteger al personal de salud que está en la primera línea de batalla en esta pandemia

fuente: Uno Santa Fe

 

 

 

Relacionadas