Otra vez, masivo reclamo de seguridad en Casa de Gobierno

Luego de un nuevo hecho de inseguridad que se llevó la vida del agenciero Hugo Oldani, los santafesinos volvieron a marchar pidiendo seguridad. Una multitud se hizo presente en la Plaza 25 de Mayo para solicitar a las autoridades provinciales más seguridad tras la muerte del comerciante Hugo Oldani, asesinado en su local tras un robo el pasado miércoles.

Desde las 20, un gran número de santafesinos se hizo presente frente a la Casa Gris para pedir al gobernador un plan efectivo para terminar con  la delincuencia y las muertes violentas en la ciudad.

En una plaza iluminada sólo en la mitad, la comunidad reclamó sin banderas políticas pero con pancartas que recordaban a las víctimas y reclamos de una gestión efectiva.

En un escenario improvisado en las escaleras de la Casa de Gobierno, los familiares de víctimas de la inseguridad leyeron un comunicado y hablaron con los medios.

Las voces

En la marcha las alocuciones estuvieron a cargo de familiares de personas que fallecieron tras hechos de inseguridad en la ciudad.

Dario Urrejola Integrante de la Asociación de Familiares de Víctimas de la Inseguridad destacó al móvil de LT10 que otra vez los santafesinos están en la plaza para pedir seguridad ya que no se toman medidas pertinentes para que no haya más muertos”.

“No podemos salir a la calle ni de noche ni de día. Hay que terminar con este flagelo que tiene presos a los santafesinos sin poder salir a la calle”, destacó.

Por otro lado, Graciela Brondino, madre de Marianela la joven asesinada tras un robo explicó que ya no se puede vivir de esta manera.

“Omar Perotti dijo que cuando sea gobernador iba a restablecer la paz y el orden y fue el eje de campaña que lo llevó a la Casa Gris. No sólo que no lo logró sino que se duplicaron los asesinatos”, declaró.

Azucena, madre de Maxi Olmos el joven asesinado cuando le robaron su moto dijo que “tuvieron seis meses antes de asumir para realizar un plan de seguridad. No sólo que no lo hicieron. También se fueron de vacaciones.

“Basta de sangre y basta de impunidad. Basta de comprar jueces y que los ladrones salgan como si nada. Cuando murió Maxi nadie me llamó para darme una mano. Siempre se esconden. Hasta que no les toque a uno de ellos esto va a seguir. Queremos seguridad”, finalizó.

fuente: lt10

 

 

Relacionadas