Perotti insiste en que la “caja de la provincia está vacía”

 

La discusión por la deuda provincial y los números que no cierran parece no tener fin. Tras el reclamo de los ministros actuales hacia la gestión socialista por la falta de pago en los compromisos adquiridos en relación a la obra pública, y la aclaración del gobierno de Lifschitz sobre estos montos, ahora se suman declaraciones del gobernador Omar Perotti por la ‘herencia recibida’.

El gobernador aseguró este jueves que al momento de su asunción “los recursos no estaban; la caja estaba vacía”. En ese sentido, subrayó que “debíamos empezar a ordenar las cuentas de la provincia”, y amplió: “Apuesto a equilibrar las cuentas y ordenarlas; no me gusta el despilfarro, no me gusta el desorden”.

Por otro lado, consultado sobre si la deuda de la provincia es manejable, el gobernador afirmó que “con herramientas va a ser manejable, pero hoy no las tenemos. En ese punto, valoró: “He leído que la gestión anterior reconoce la deuda, y me alegra mucho, porque al menos hasta aquí sabemos que hemos dicho la verdad siempre”.

Perotti remarcó también que “la deuda hubiese sido manejable si teníamos un presupuesto propio, o si pudiéramos contar con herramientas como las leyes que mandamos a la Legislatura, pero no. No me la hacen difícil a mí, se la están haciendo dura y difícil a los santafesinos, que no pueden cobrar en tiempo y forma sus salarios o los trabajadores de empresas que no tienen espaldas y tienen que despedir”

Ante tal panorama remarcó que “debíamos empezar a ordenar las cuentas de la provincia, con cronogramas que generan inconvenientes. Uno es consciente y no quiere empezar no pagando los sueldos en tiempo y forma, pero la alternativa era recurrir al mecanismo de descubierto bancario, y consideramos que ningún santafesino debe que pagar una tasa obscena del 70 por ciento”.

Para finalizar, el mandatario insistió en que, comparando el primer trimestre de 2019 con igual período de 2018, Santa Fe es “la provincia que peores números tiene a nivel nacional cuando se compara la relación entre ingresos y lo que se gastó. Cuando uno mira las provincias vecinas observa que no han tenido problemas para pagar sueldos; ni Entre Ríos ni Córdoba, donde han sido cuidadosos de cómo iba con su evolución de ingresos”.

Fuente: LT10

 

 

Relacionadas