Desvalijaron una vivienda en Barrio Mayoraz

 

Los delincuentes no se toman vacaciones y el mes de enero suele ser un mes muy complicado en materia de seguridad para la ciudad de Santa Fe.

Ayer por la noche, una mujer de 31 años, que vive en San Martín al 6000, se encontró con el peor escenario cuando regreso a la misma tras festejar el año nuevo en casa de sus familiares.

Los malvivientes  forzaron una reja y una ventana y de esta manera ingresaron a la propiedad. En el tiempo que estuvieron a dentro de la casa se llevaron dos notebooks, una PC de escritorio, dos TV, una impresora, gran cantidad de ropa y hasta un aire acondicionado portátil.

Según pudo conocer el móvil de LT10, esta mujer trabaja en el ministerio de Justicia de la provincia, en el área de derechos humanos y en una de las notebooks tenía información muy importante.

Fuente: LT10

 

Relacionadas