Asesinaron a un hombre con un balazo en el tórax en barrio San Lorenzo

Este viernes, antes de las 22, murió en el shockroom del hospital Cullen de Santa Fe, Pedro Alfonso Lorenzo Diez, de 41 años. Fue como consecuencia de un impacto de bala en la zona torácica que recibió en calle Uruguay al 4100 del barrio San Lorenzo, en el extremo suroeste capitalino.

Los primeros datos surgidos en el trabajo de campo de la investigación que hicieron los pesquisas de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), ubica a la víctima en medio de un violento tiroteo entre delincuentes, uno de cuyos balazos lo impactó en el tórax, y dos horas después, le produjo la muerte.

Denuncia

Las detonaciones de los balazos se escucharon con intensidad, después de las 19.40, en calle Uruguay al 4100 del barrio San Lorenzo. Los vecinos de la populosa barriada fueron los responsables de denunciar el suceso a la central de emergencias 911. Luego, llegaron oficiales y suboficiales de Orden Público y de Cuerpos, que preservaron el lugar –unos 200 metros a la redonda– y los lugareños les dijeron que un vecino en su auto llevó a Pedro Diez hasta el hospital Cullen.

Fallecimiento

La víctima fue recibida por los médicos de la Emergentología en el shockroom para pacientes en estado crítico, y constataron que presentaba un impacto de bala en el tórax, lo compensaron, pero la gravedad de la herida le produjo la muerte dos horas después.

Investigación policial

Luego, arribaron pesquisas del área Homicidios de la Agencia de Inteligencia Criminal, que dialogaron con oficiales de la policía capitalina, y entre ambos constataron que una de las posibilidades es que Diez quedara atrapado en medio de un cruento tiroteo entre delincuentes de bandas rivales, y en esas circunstancias, uno de los balazos lo impactó en el tórax.

Tanto es así, que la víctima caminó dos cuadras hasta un comercio dejando un reguero de sangre tras de sí, adonde llegó casi desvanecido, fue inmediatamente auxiliado por el vecino, y uno de ellos lo llevó en su auto particular hasta el hospital Cullen, adonde falleció dos horas después. Los pesquisas de la AIC avanzaron con testimonios prestados por los vecinos alrededor del hecho, de los que tomaron debida cuenta. No hubo aprehendidos.

Peritajes criminalísticos

Informaron la novedad del suceso a las Jefaturas de la Unidad Regional I La Capital y de la AIC, ambas de la Policía de Santa Fe, y éstos hicieron lo propio con el fiscal de la unidad especial de homicidios del Ministerio Público de la Acusación, Andrés Marchi, que ordenó el traslado del cadáver para la realización de la necropsia en la morgue judicial, y como la concreción de los peritajes criminalísticos de rigor, los que fueron ejecutados por los agentes del área Científica de la misma dependencia.

Fuente: Uno Santa Fe

 

 

 

Relacionadas