Se conocerá el veredicto del juicio oral al cura Néstor Monzón

La Navidad se ve en Reconquista. En las calles, sus locales comerciales y en algunos jardines delanteros. Los arbolitos también asoman con sus adornos por las ventanas hogareñas y las guirnaldas cuelgan en lo alto en las plazas. Pero el clima no se siente festivo. “Mañana lo sentencian al cura a las tres”, se escucha en las veredas a veces como susurro, otras, acompaña a la frase un silencio del otro lado. Como si existiera un cierto temor de decir que se piensa del tema.

A casi veinte cuadras del murmullo de Avenida Obligado y Patricio Diez -el centro de la ciudad- las puertas marrones que combinan con el naranja pastel de la parroquia “María Madre de Dios” están cerradas. Fue allí donde el cura Néstor Monzón cometió los abusos sexuales a un niño y a una niña de tres años. Este martes, alrededor del edificio religioso la vida barrial sigue como en el resto de la ciudad, con familias sentadas en las veredas que ven a los niños jugar con la pelota, bicicletas o hasta el ring raje.

 

Este lunes finalizaron los alegatos de clausura del juicio oral a Monzón después de largas jornadas extenuantes. Fue largo el camino para llegar a esta instancia. El 23 de diciembre se cumplirán cuatro años desde la primera denuncia al religioso en el que la familia denunciante debió soportar no solo insultos y maltratos de miembros de la comunidad de la parroquia sino una larga espera llena de incertidumbre hasta que se conformó el Tribunal. Hoy está presidido por la jueza Claudia Bressán, junto con sus pares Santiago Banegas y Martín Gauna Chapero.

El cura Néstor Fabián Monzón junto a su abogado Ricardo Degoumois.
El cura Néstor Fabián Monzón junto a su abogado Ricardo Degoumois.

“El núcleo del relato los niños nunca lo cambiaron. Hasta el día de hoy la niña cuenta lo mismo. La Cámara Gesell habló por si sola”, aseguró contundente la querella -que pidió 16 años de prisión- conformada por presidido por la jueza Claudia Bressán, junto con sus pares Santiago Banegas y Martín Gauna Chapero. Además se aseguró: “Es la primera vez que un miembro de alta jerarquía de la Iglesia -católica- se sienta frente a un Tribunal secular y da su testimonio. Es más nuestro hoy Papa Francisco cuando fue citado para dar testimonio no fue, hizo que el juzgado se traslade a la sede del Arzobispado y allí prestó declaración en el Juicio a las Juntas. Es inédito lo que sucedió en este juicio. Dos clérigos de alto rango dentro de la iglesia pidieron ser relevados del secreto de su oficio para prestar declaración”.

Y se destacó desde la querella que se reveló información sobre el juicio canónico que, de manera unánime, dictaminó la culpabilidad de Monzón luego de una investigación de 1200 fojas. “Acá se pasó algo que no se había visto nunca. Organizaciones feministas y de derechos humanos aplaudieron a los sacerdotes que se hicieron presentes para declara en este juicio, aún con las diferencias ideológicas tan diferentes. Esto también es histórico para esta ciudad del norte santafesino”.

Por su parte, el fiscal Alejandro Rodríguez -que pidió 14 años de prisión- sostuvo que la Cámara Gesell demuestra que los hechos ocurrieron “tal cual fueron imputados”. Además hizo un pedido para que se investigue “un falso testimonio” a un psicólogo propuesto por la defensa y una parroquiana.

Este miércoles por la tarde, el -aún- cura Monzón recibirá la sentencia. Afuera de la Oficina de Gestión Judicial de Reconquista se espera organizaciones a favor de la familias que denunció los abusos y en defensa del hombre de 51 años. Está imputado de abuso sexual gravemente ultrajante agravado por su condición de ser un ministro de un culto religioso reconocido y producir un grave daño en la salud psíquica de una de las víctimas.

Fuente: Uno Santa Fe

 

 

Relacionadas