Permanecen evacuadas 76 personas luego de los casi 240 milímetros de lluvia caída

Según el último informe de la municipalidad de Santa Fe permanecen 76 personas alojadas en los dos centros de evacuados que se abrieron para contener a las familias que debieron abandonar sus hogares como consecuencia de la lluvia.

En la sede de la vecinal de barrio Schneider (Derqui 4095) hay 49 personas, de las cuales 30 son niñas y niños. En tanto, en el polideportivo La Tablada (Teniente Loza 6970) permanecen evacuadas 27 personas en total, de las cuales 19 son niñas y niños.

Todos ellos están siendo atendidos por personal de la municipalidad en coordinación con la provincia. En ambos espacios se cuenta con presencia policial y se brinda contención y asistencia sanitaria a las familias.

Además, en el Centro Operativo del CIC de Facundo Zuviría (avenida Facundo Zuviría al 8000), 86 personas entre adultos y niños recibieron atención sanitaria, raciones, ropa o bien dejaron a los chicos al cuidado del personal para ir a limpiar o cuidar sus de sus viviendas afectadas por las lluvias.

Es la primera vez que se implementa este “punto seco” destinado a brindar contención sanitaria a las familias que lo requieran, en coordinación con los equipos de Niñez.

Un diluvio

Voceros de Defensa Civil señalaron que entre el sábado al mediodía y la madrugada del domingo llovieron 239 milímetros en el centro de la ciudad, en el Hospital de Niños 223, en el Centro Integrador de avenida Facundo Zuviría 218 y en el barrio costero de Alto Verde 253 milímetros.

Imagen ilustrativa.
Imagen ilustrativa.

Uno de los barrios más afectado fue Pompeya, donde el agua no solo tapó las calles con hasta 50 centímetros de lluvia sino que también ingresó a las viviendas provocando graves daños.

 

A través de su cuenta de Twitter, el Ministerio de Defensa de la Nación anunció que efectivos del ejército repartieron colchones y víveres a las familias afectadas.

 

Hospitales afectados

El Ministerio de Salud de la provincia participó desde la tarde de ayer en diferentes tareas de coordinación en la emergencia que causó el fuerte temporal. Desde un primer momento, funcionarios y personal del área de emergencias del ministerio coordinaron las acciones necesarias con personal de la Municipalidad de Santa Fe y el Sies para dar respuesta a los inconvenientes causados por la intensa lluvia. Además, el ministro Carlos Parola recorrió hasta la madrugada los hospitales afectados.

El ministro de Salud junto a más de una veintena de funcionarios de su gabinete llevaron adelante a primera hora de la mañana un encuentro donde se evaluaron los daños y destrozos sufridos, fundamentalmente en el Hospital de Niños Doctor Orlando Alassia, y los problemas de acceso al recientemente inaugurado Hospital Iturraspe generados por las inundaciones en sus inmediaciones debido a obras de desagüe inconclusas, ya denunciadas con antelación.

 

De la reunión participaron también autoridades del Hospital de Niños, quienes detallaron los daños edilicios sufridos y señalaron que fueron “numerosos” los reclamos en los últimos años pero que “fueron desoídos”.

El temporal “dejó en evidencia el estado de desidia en el que se encuentran algunos hospitales de la ciudad”, indicaron oficialmente. En este momento el Hospital Alassia cuenta con un solo quirófano en condiciones óptimas de llevar adelante una cirugía, mientras los tres restantes fueron afectados por las inundaciones sufridas. Las fuertes lluvias, sumadas a “la falta de inversión y refacciones mal realizadas”, han producido serios daños a los quirófanos, los cuales se estiman que estarán al menos una semana sin poder utilizarse, debiendo postergar las cirugías programadas.

El ministro Parola se comprometió a actuar rápidamente para llevar las tareas de refacciones en lo inmediato y realizar en el corto plazo una exhaustiva evaluación de las condiciones en que se encuentra el nosocomio para generar un plan edilicio que vuelva a poner al hospital de niños en el lugar que se merece. “Sentimos un inmenso dolor por el abandono de una obra emblemática como el Hospital Alassia y vamos a poner todas nuestras energías para que vuelva a prestar los servicios en estado óptimo”, apuntó Parola.

Por su parte, la directora general de epidemiología puso en funciones el protocolo y los requerimientos necesarios para el plan de acción que se desarrollará a partir de mañana en las zonas afectadas.

Finalmente, Parola destacó el apoyo recibido por el ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, con quien se encuentran coordinando acciones conjuntas. En todo momento mantuvo informado al gobernador, Omar Perotti.

Fuente: Uno Santa Fe


 

 

 

Relacionadas