Lifschitz le puso fecha de finalización al desagüe Gorriti

El gobernador Miguel Lifschitz, recorrió este martes los trabajos que se desarrollan en el desagüe Gorriti en la ciudad de Santa Fe, una obra que -según el gobierno- beneficiará a más de 35 mil vecinos de los barrios Los Troncos, Loyola Sur, Estanislao López, Santa Marta, Liceo Norte y Ceferino Namuncurá, entre otros.

Se trata de una obra que en los últimas semanas estuvo en la polémica. En primer lugar por cierta ralentización en la intensidad de los trabajos, situación que generó pedidos de informes en el Concejo Municipal; y en segundo lugar, porque fue uno de los argumentos utilizados por quienes pedían que se postergue la migración del Iturraspe, atendiendo a desagues no se encuentra terminado y que ante precipitaciones intensas se producen anegamientos en el lugar.

El mandatario santafesina estimó cuándo podrían finalizar los trabajos. “La obra está en un 70% de avance y queda el tramo más fácil en su nacimiento. En Avenida Circunvalación tenía un conducto de tres módulos, que luego se fue achicando a dos módulos, y la parte final de un solo módulo y más rápido avance. Así que se estima que en el primer trimestre del año próximo ya estará terminada”, adelantó.

El conducto se desarrolla por calle Gorriti, entre avenida Blas Parera y la desembocadura del reservorio. Dicha obra hídrica permitirá sanear el actual canal generando una descarga que evacuará en forma más eficiente los excesos pluviales, atenuando de esta manera los graves problemas de escurrimiento y anegamientos que se presentan en la actualidad, en esa zona de la ciudad.

“Es el último de los grandes desagües: la sexta gran obra de desagües que se está terminando en el tramo final. Quedan un par de meses todavía de obra pero efectivamente es un conducto que permite garantizar el desagüe de toda la zona del nuevo hospital Iturraspe y de otros barrios”, afirmó Lifschitz.

Por su parte, el Ministro de Infraestructura y Transporte, José Garibay, mencionó que la obra cambió radicalmente al barrio porque “en el primer sector, desde el reservorio hasta Blas Parera, había un zanjón a cielo abierto y lo hemos reemplazado en los primeros mil metros por este conducto triple que vas a mejorar el drenaje pluvial y, a su vez, beneficia a todos los frentistas que van a tener un estabilizado. En tanto, hasta Blas Parera, va a mejorar el drenaje, fundamentalmente, en la zona del nuevo hospital Iturraspe”.

Fuente: Uno Santa Fe

 

Relacionadas