En las estaciones de servicio “las ventas no suben” y ya se estableció un tope de aumento

Frente a un nuevo aumento de los combustibles, las estaciones de servicio advierten que el precio está retrasado respecto al mercado internacional

Los choferes y consumidores está semana se vieron sacudidos por un nuevo aumento de los combustibles en las estaciones de servicio. Ante esta situación, el presidente de la Federación de Expendedores de Nafta del Interior (FaeniI) Alberto Boz en diálogo con Todo en Uno en UNO 106.3 contó que las petroleras y el gobierno ya establecieron un tope en la suba de precios para los próximos meses.

“La situación es complicada, los estaciones tenemos que vender cada vez más. Nuestros costos han ido acompañando la inflación, no así nuestro margen de rentabilidad que está pegada al precio final del combustible por una comisión que nos establecen cada una de las petroleras y eso de que el precio haya aumentado menos que la inflación hace que ganemos menos en valor absoluto que lo que ganábamos antes”, reveló el titular sobre la situación actual del sector.

Boz remarcó: “Las ventas no suben, estamos en niveles de la prepandemia. Simplemente hay que decir que Argentina no está creciendo, todo crecimiento en el país se nota enseguida en una mayor venta de gasoil porque gran porcentaje de lo que se produce en Argentina se transporta por camiones”.

Ante la consulta de si habrá un nuevo aumento en el precio de los combustibles antes de fin de año, el referente contó que los CEOs de las distintas petroleras firmaron con el gobierno un tope máximo de un 4% para diciembre, enero y febrero; y un 3,5% o 3,8% para marzo. “El precio con respecto al precio internacional está retrasado pero en el marcado interno se estableció otro precio distinto, se hacen topes de aumento y no contemplamos en ningún caso si hay una baja, si los países productores de petróleo se les ocurre bombear el doble de barriles por día y cayese el precio, cosa poco probable pero hipotético, acá no se está contemplando nada. Es muy arbitrario poner un precio directamente de aumento o no aumento sin llevarlo a lo que realmente cuesta producir algo en Argentina”, apuntó.

“Un litro de nafta vale menos que medio litro de agua mineral. En la góndola vendo más caro una botella de medio litro de agua mineral que un litro de nafta super. Hay algo que está mal, falta el gobierno. Hace un convenio con las petroleras con un tope máximo de aumento, ahí cuando te juntás tenés que decir «mire, en la cadena de comercialización están estos muchachos que son el eslabón más finito, auménteles ese 6% que le está dando de margen, tiene que aumentarle un punto, medio punto, dos puntos, lo que corresponda»”, manifestó sobre los precios que se están manejando en el sector.

Aún así, Boz aclaró que no quiere que el gobierno aumente: “Porque tengo la idea, mal, de que aumenta la nafta y aumenta todo”. Recordó que en el último año la nafta super subió el 56% y el gasoil subió más porque se tuvo que importar pero “está muy por debajo del índice inflacionario, ahí es donde golpea al estacionario”.

Expuso que como consecuencia de todo este escenario hay cada vez menos estaciones, aunque tuvieron la “suerte” de que algunas petroleras han abierto en puntos nuevos por lo que no fue tan grande la caída. “Ahora en el país somos 5.400 estaciones y llegamos a ser 6.500, vamos a contramano de cualquier país del mundo”, precisó.

A esta difícil situación se le suma el agravante de que hay un crecimiento del parque automotor, por lo que hay una caída de los estacioneros al mismo tiempo de que sube la cantidad de consumidores.

Concretamente en la estación de servicio de Boz la nafta super ahora está $165 pero advirtió que su precio debería ser superior.

 

 

 

 

Fuente: Uno  Santa Fe

Relacionadas