Los puntos más destacados de la nueva nocturnidad en Santa Fe

Horarios, límites de asistentes, bloqueadores de sonidos, los temas contemplados en la ordenanza que regirá en la ciudad respecto a la noche santafesina.

Tras los múltiples reclamos de vecinos y las audiencias públicas que ordenaron el debate por la vida nocturna en la ciudad de Santa Fe, finalmente el Concejo Municipal aprobó este viernes las nuevas normas que regularán la nocturnidad.

La ordenanza fue aprobada por la mayoría de los concejales, pero contó con la abstención de Adriana Molina, Inés Larriera y Carlos Pereira, del bloque de Juntos por el Cambio.

Entre lo destacado, se menciona el límite de horario para los bailes en clubes como Villa Dora y República del Oeste que será las 2 de la madrugada, y con la condición de realizar un solo evento por fin de semana.

En tanto,  también el horario de cierre para los bares y restaurantes será las 2 hs. de jueves a sábados y los feriados; mientras que de miércoles a domingo será a la 1 hs.

Los boliches bailables permanecerán abiertos hasta las 4.30, salvo de domingo a miércoles cuyo cierre se estipulo a las 2.30 horas.

En el caso de los paradores de la playa podrán emitir sonido amplificado solo hasta dos horas antes del cierre, que deberá ser las 24 horas de jueves a domingo.

Respecto al tema de la insonorización, habrá controles para garantizar el impacto sonoro y los boliches bailables o bares con música en la vereda deberán respetar el nivel de decibeles permitido.

Para ello, los dueños de los locales tendrán que presentar un informe de impacto acústico y de acuerdo a los resultados deberán realizar obras de acondicionamiento sonoro.

Las sanciones a quienes no cumplan con los puntos de la ordenanza serán elevadas, destacaron los concejales. Estarán relacionadas a la interferencia que provoquen en la convivencia ciudadana, aunque no se precisaron montos ni topes.

Los concejales destacaron que pese a las disidencias se logró un acuerdo y consideran que es el inicio de un trabajo que debe continuar en una ciudad que se perfila como turística.

También consideraron un paso positivo que haya reglas claras para regular las actividades nocturnas, aunque coincidieron que que restan cosas por resolver.

 

 

 

 

Fuente: LT10

Relacionadas