Procesaron a presidente comunal santafesino por robar plata del Estado

El presidente comunal de Los Cardos, Carlos Alberto Coppari, fue imputado ayer como autor del delito de peculado (en dos hechos) y el de negociación incompatible con el ejercicio de la función pública. El funcionario, que perdió las últimas elecciones y deja la función en diciembre, transita el proceso en libertad.

La atribución delictiva fue realizada en la sede de la Unidad Fiscal Especial de Delitos Complejos de la Fiscalía Regional I en la ciudad de Santa Fe. Las fiscales que le endilgaron los ilícitos fueron María Laura Urquiza y Mariela Jiménez, quienes están a cargo de la investigación de los hechos.

Coppari había sido detenido (aunque luego puesto en libertad) el 29 de septiembre de 2017 luego de dos allanamientos realizados por orden judicial en la Comuna de Los Cardos, localidad del departamento San Martín ubicada a 142 kilómetros de Rosario, y en el domicilio del funcionario.

Los operativos, considerados positivos por los agentes judiciales, derivaron en la detención del jefe comunal, hoy de 59 años y de su hijo Carlos Federico, quienes intentaron entorpecer el accionar de los policías cuando incautaban pertenencias que podrían ser probatorias de los delitos que se le inculpan. Tanto de la sede comunal como de la vivienda de Coppari se llevaron en aquel momento documentación, la totalidad de las computadoras y un automóvil.

“Investigamos tres hechos ilícitos cometidos entre noviembre de 2013 y agosto de 2017, en los que el imputado actuó en su carácter de funcionario público”, informaron Urquiza y Jiménez.

En relación al primer hecho, por el cual se le imputó la autoría de peculado (malversación de fondos públicos), las fiscales precisaron que “se le atribuyó haber sustraído caudales públicos de la Comuna de Los Cardos, cuya administración, percepción y custodia le fue confiado en razón de su cargo”.

En tal sentido, agregaron que “en reiteradas oportunidades, entre 2016 y 2017, y tal como surge de las pericias contables realizadas, utilizó fondos de la Comuna para realizar pagos de carga de combustible de un vehículo particular de uso familiar registrado a nombre de su hijo”.

Provecho propio

El otro ilícito por el cual también se le imputó la autoría de peculado es por el empleo para provecho propio de servicios brindados por obreros pagados por la administración comunal a su cargo. “Se trató de tareas que realizaron los trabajadores durante 2015, en su casa particular y en otro inmueble en construcción contiguo a su vivienda”, detallaron Urquiza y Jiménez.

Por último, en relación al delito de negociación incompatible con el ejercicio de la función pública, las fiscales explicaron que se le atribuyó haberse interesado en determinadas operaciones para lograr el beneficio de un tercero. “Entre fines 2013 y principios de 2014 contrató los servicios de flete a través de tres camiones que son propiedad de su hija. El servicio fue abonado por la Comuna y quedó registrado en el listado de movimientos por cuentas”, explicaron.

Un caso conexo

Tal cual lo publicó oportunamente LaCapital, la investigación a Coppari surgió de otra que se había originado por un conflicto entre el funcionario y una empleada de la comuna, Tamara Fenoglio, quien terminó sumariada y denunciada penalmente por haber usado una computadora que le habría facilitado el acceso a información confidencial del manejo comunal.

Coppari había acusado a Fenoglio de haber ingresado al sistema informático hackeando el ingreso desde una computadora instalada en su domicilio. El caso fue investigado por el fiscal de San Jorge, Carlos Zoppegni, quien durante el proceso fue amenazado por Coppari, lo que generó una nueva causa, esta vez contra el presidente comunal.

Los datos que surgieron de esa investigación originaron una causa conexa que impulsó la fiscal de Santa Fe, María Laura Martí. Ocurre que, de la pesquisa y las expresiones volcadas en las redes sociales, se desprendió la posibilidad de que el jefe comunal hubiera incurrido en delitos relacionadas con el uso de bienes públicos en favor de su familia.

La investigación siguió su curso y fueron ahora las fiscales Urquiza y Jiménez quienes, con la documentación probatoria en su poder, imputaron al jefe comunal, quien, tras 22 años en el poder, perdió este año las elecciones en manos del canditado del Frente Progresista Cívico y Social, Alan Tramannoni.

Fuente: Uno Santa Fe

 

Relacionadas