Incertidumbre económica: en Santa Fe hay ventas mayoristas paralizadas por la falta de precios

Comerciantes sufren la falta de previsibilidad en el rumbo económico. Sin referencia de precios hay proveedores que no venden

La incertidumbre política y económica por la que atraviesa el país condiciona la actividad comercial en la ciudad de Santa Fe. Así lo reflejaron autoridades del Centro Comercial en la reunión de Comisión Directiva, entidad que nuclea a los comerciantes, que mantuvieron el lunes en la sede de la institución.

Referentes de distintos rubros advirtieron sobre las dificultades que se registran en la mayoría de las actividades, todas ellas vinculadas a los vaivenes de la economía Argentina y ante la falta de certidumbre y previsibilidad.

Por la indefinición en los costos de reposición, algunos proveedores decidieron no vender y otros despachan mercadería sin un valor definido. Por otro lado, hay temor por los cortes en las cadenas de pagos, situación que ya ocurre en algunos rubros.

En la ciudad de Santa Fe algunos mayoristas optaron por frenar las ventas durante lunes y martes. “Muchos no están vendiendo, ni mandando lista de precios”, advirtió a UNO el presidente de la entidad Martín Salemi.

Un empresario local le dijo a este medio que el panorama es nacional, y apuntó: “Cuando un proveedor en Rosario le cierra el grifo es porque cierra el grifo a nivel país. Son importadores grandes. Estamos todo en la misma zozobra e incertidumbre”

En el rubro electricidad, algunas empresas se adelantaron y ya enviaron listas con precios nuevos. En lo que se refiere a materiales para la construcción, Salemi indicó que “algunos corralones tienen cortada la cadena de pagos, solo pago contado; no realizan acopio de materiales”.

En el marco de la crisis económica y política por la que atraviesa el gobierno, Salemi sostuvo que el sector comercial apuesta a que con el correr de algunos días, se “vaya disipando” la incertidumbre que reina en toda la actividad.

La alta volatilidad del dólar frenó al mercado. En medio de un clima de máxima indefinición, luego de los abruptos cambios en la conducción económica del país, el dólar blue se disparó casi 30 pesos, para trepar a los 270. Se trata de la primera reacción a la renuncia del ministro de Economía, Martín Guzmán, y a la posterior designación de Silvina Batakis en su reemplazo, quien asumió en funciones el lunes por la tarde.

El escenario no es exclusivo de esta capital. En la ciudad de Rosario, los comerciantes de la tradicional calle comercial San Luis advirtieron que sus proveedores suspendieron las ventas, lo cual los dejó sin poder estimar precios de referencia y está paralizando la actividad en ese centro comercial neurálgico.

Miguel Rucco, comerciante de la zona, se mostró muy preocupado por la situación y sin medias tintas solicitó al gobierno: “Que se avance en un plan estructural que garantice previsibilidad, reglas claras y certidumbre a las pymes y los comercios, principal palanca de la recuperación económica y productiva y generador del 70% del empleo privado de nuestro país”.

Fue la propia Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came) la que instó a “recrear la confianza” en el marco de la nueva etapa que atraviesa el país a partir de los cambios en el Gabinete de Ministros.

“Confiamos y esperamos que quienes tienen desde ahora la responsabilidad de incorporarse al equipo del Presidente, elaboren un plan antiinflacionario que recree las condiciones de confianza que la Argentina necesita”, planteó el titular de Came, Alfredo González, al cabo de una reunión que mantuvo con dirigentes en el interior.

El presidente de Came manifestó que “es imperioso generar certidumbre para que el sector productivo tenga señales claras y decida invertir. En ese sentido, la inflación y la falta de confianza son dos aspectos claves que requieren soluciones rápidas en el marco de esta nueva conformación que anunció el Gobierno nacional”.

 

 

 

Fuente: Diario UNO

Relacionadas