La obra de la Costanera Este se licitará en dos meses

La primera etapa del plan integral se realizará bajo un presupuesto oficial que ronda los $ 400 millones.

El cambio de fisonomía de la Costanera Néstor Kirchner fue anunciada este miércoles. Esta intervención, que se enmarca en el plan integral llamado “Paseo de la Laguna”, apunta a generar seguridad hídrica a través de la ejecución de una defensa y la movilidad urbana.

La primera etapa que se ejecutará será la propia costanera ubicada frente a las instalaciones del Parque Tecnológico Litoral Centro del Ceride-Conicet. “La obra está por encima de los $ 400 millones. La idea es licitarla en dos meses y terminarla en seis meses, es decir que la intención es llegar a fin de año con este tramo de 800 metros de la costanera terminado”, informó Javier Mendiondo, secretario de Desarrollo Urbano del municipio.

El plan ejecutivo es que se transforme en un espacio consolidado con infraestructura de desagües pluviales y una defensa hídrica para resguardar el paseo costero ante las contingencias de las crecientes y bajantes de la laguna.

La idea es que sea un paseo ciclo-peatonal de bajo impacto motorizado y que va a unir la cabecera de la Costanera Este con la punta del aliviador que mira hacia barrio El Pozo. Contará con una calzada vial de baja velocidad, similar a lo que es el Paseo del Puerto. Se va a poder acceder en auto pero bajo las normas de lo peatonal y de los ciclistas. En un futuro se planifica la posibilidad de una conexión con El Pozo y la recuperación de la playa Los Alisos.

Detalles de la obra

La obra civil de la nueva Costanera Néstor Kirchner tendrá un carril de ida y otro de vuelta, de 3,50 metros de ancho cada uno de ellos; y el Paseo Costero, a nivel de la playa, tendrá 320 metros lineales con 2,50 metros de ancho en el tramo principal, realizado en pavimento asfáltico sobre el revestimiento del talud para soportar las crecientes y bajantes.

Según el proyecto habrá 13 dársenas para estacionar vehículos en paralelo y 104 dársenas de estacionamiento en 45°; también tendrá cinco espacios para motos y siete bicicleteros. Contará con una bicisenda de 700 metros que será de ida y vuelta, resuelta en 2,40 metros de ancho.

Las veredas estarán forestadas, para lo cual se estima colocar 78 de árboles nativos para garantizar la sombra en el lado norte y otros 70 árboles nativos para garantizar la sombra de las veredas en el lado sur.

También tendrá un cantero verde con mobiliario: bancos de hormigón armado que acompañan los canteros en toda su longitud y 4 bebederos, además de forestación. Además, adelantaron que todo el paseo contará con iluminación Led: se colocarán 34 columnas de iluminación de calle con un brazo de iluminación hacia la bicisenda y vereda; y 24 columnas bajas para los senderos peatonales.

En cuanto a la defensa hídrica, el proyecto consideró 127 metros lineales de talud revestido con una manta de bloques de hormigón armado, así como y 306 metros lineales de talud revestidos con colchonetas tipo Reno rellenas con piedras que resuelve una diferencia de nivel de 4,50 metros, permitiendo que pueda crecer vegetación de pequeña escala a lo largo del talud.

Respecto a los desagües pluviales, se proyectó que las aguas de lluvias sean conducidas a bocas de tormenta mediante cordón cuneta. Las cañerías principales de desagüe descargarán en la playa hacia la laguna Setúbal.

 

 

 

Fuente: Sin mordaza

Relacionadas