Piden informes por el mal estado de los colectivos de línea en la ciudad

El Concejo aprobó un proyecto de Carlos Pereira, Chuchi Molina e Inés Larriera (JxC), que solicita conocer el número de coches en circulación y la antigüedad de cada uno. Pereira se refirió por LT10 al estado “ruinoso” de algunos vehículos.

El jueves 12 de mayo, minutos después de las 8.30, un colectivo de la línea 13 terminó sobre el cantero de Boulevard Gálvez al 800. El incidente no produjo lesionados, pero a raíz del mismo los concejales de Juntos por el Cambio Carlos Pereira, Chuchi Molina e Inés Larriera presentaron un proyecto -aprobado en la sesión de hoy- para que el Municipio remita al Cuerpo legislativo el último relevamiento realizado por el área de Movilidad del Municipio o por el Órgano de Control del Transporte, acerca de la cantidad de coches de colectivos en circulación en la ciudad, y la antigüedad de cada uno de ellos.

“En estos últimos meses se ha vuelto muy fácil comprobar en la calle la gran cantidad de coches del transporte público que se encuentra en circulación con patentes muy viejas y con un pésimo estado de mantenimiento”, señalaron los ediles de JxC, y advirtieron que “con sólo mirar las patentes nos damos cuenta que un porcentaje muy alto  de coches tienen una antigüedad que ronda entre los 8 y 12 años”.

Como se sabe, la Ordenanza Nº 11580 -que regula el sistema de transporte público por colectivos en la ciudad – establece una antigüedad promedio de la flota de 6 años. “Por lo que se puede apreciar en calle, esta antigüedad promedio es probable que se encuentre en torno a los 8 años”, remarcaron.

Preocupación

Para los concejales, también a simple vista “es muy fácil comprobar el estado ruinoso de algunas unidades. Las consecuencias de esta flota envejecida y obsoleta la padecen todos los días los usuarios del transporte: es común que muchas unidades se descompongan o tengan desperfectos técnicos durante el trayecto, dejando a quienes viajan varados, a pie o con serias demoras para llegar a sus puntos de destino”.

También destacan que “los motivos por los cuales se ha llegado a esta situación son inexplicables. El Municipio ha permitido que las empresas concesionarias retiren de circulación las unidades más nuevas. Hasta principios de 2019 el sistema venía incorporando periódicamente nuevos coches, pero hoy es prácticamente imposible ver en circulación unidades con patentes del 2015 a la fecha”.

Asimismo, recuerdan que “a partir del año 2017 el criterio de renovación de coches del sistema había pasado a ser el reemplazo completo de todos los coches de una línea por unidades de mayor tamaño, tecnología EURO III, pisos bajos y aire acondicionados. Así se habían renovado en totalidad las Líneas 5, 9, 10, 16 y 18.  Hoy ya casi no es posible ver estos coches en circulación”.

Paralelamente, Molina, Larriera y Pereira señalaron que “a pesar de que este Concejo ha realizado pedidos de informes al Ejecutivo en estos dos últimos años, no nos ha sido remitida la información acerca del estado de la flota y la antigüedad de los coches. Teniendo en cuenta la situación que atravesamos, esta información no puede seguir siendo negada y el D.E.M. debe remitir los informes correspondientes”. Y concluyen que “considerando la antigüedad de los coches y el estado de los mismos, creemos que el criterio de revisión técnica anual o semestral que históricamente mantuvo el Municipio, hoy debe ser revisado. Con unidades tan viejas y en tal mal estado de mantenimiento consideramos que es necesario rearmar un sistema de revisión técnica con una periodicidad mayor”, alertaron.

Fuente: LT10

Relacionadas