Sigue la preocupación de los vecinos de Bº Candioti por el “descontrol de la nocturnidad”

Tras la reunión con los concejales oficialistas, no volvieron con acciones concretas. Los puntos calientes de Bº Candioti son los bares de la plaza Pueyrredón, los boliches sobre Alem y las pruebas de sonido en la Estación Belgrano.

Este jueves, vecinos de barrio Candioti fueron recibidos por los concejales del oficialismo para dialogar sobre el crecimiento de la nocturnidad en el barrio y sobre todo por la falta de controles que notan los habitantes de la zona de los bares y boliches. Tras el encuentro, que duró más de tres horas, los vecinalistas concepturaron como “positiva” la reunión, pero exigieron la “inmediata ejecución de inspecciones nocturnas”.

“Luego de varios pedidos de reuniones nos pudimos sentar en una mesa para trasladar nuestros planteos sobre la nocturnidad. Para empezar, les solicitamos por favor más controles en algunos puntos claves del barrio, sobre todo la inspección de los decibeles en los bares para evitar la música fuerte a toda hora”, sostuvo en diálogo con UNO Santa Fe, Susana Ordiz, integrante de la vecinal de barrio Candioti Sur.

Según narran los vecinos, “la nocturnidad cada vez crece más y se apodera del barrio”. Los vecinalistas marcaron algunos puntos conflictivos en este tema en la zona de Candioti, como la proliferación de bares y el apoderamiento de los espacios públicos en la zona de la plaza Pueyrredón; los boliches sobre avenida Alem (Azopardo y La Loca) y la falta de controles, puntualmente en la desconcentración de gente a altas horas de la madrugada; y las pruebas de sonido que se producen ocasionalmente en la Estación Belgrano.

“Hay que respetar de una vez por todas a los vecinos y dejar de dilatar el tratamiento del tema con la toma de acciones concretas para privilegiar el descanso de los habitantes del barrio y la convivencia social”, subrayó Ordiz y continuó agregando: “Como vecinos y vecinalistas no nos oponemos a la presencia de bares, para nada, pero necesitamos que se garantice al menos el descanso en paz”.

“Queremos que se cambie la forma de trabajar del municipio local con la presencia de mayores controles en los bares del barrio. No vamos a negociar el control de los ruidos molestos y los vecinos ya saben nuestra postura. El jueves luego de la reunión, nos enteramos que los vecinos de la zona de la Estación Belgrano no pudieron dormir por las pruebas de sonidos después de la medianoche. Los vecinos se alteraron y fueron a golpear con barretas de hierro las puertas del lugar para que apaguen la música”, manifestó la vecinalista y agregó: “Nosotros no queremos llegar al punto del conflicto social y la violencia; no avalamos este tipo de acciones, pero queremos y buscamos respeto”.

Otras de las preocupaciones sobre la nocturnidad que llevaron los vecinos de barrio Candioti al encuentro con los concejales del oficialismo, es “la falta de controles sobre los boliches sobre avenida Alem, tanto Azopardo como La Loca, donde los autos estacionan hasta arriba de las veredas, la gente cruza caminando una avenida internacional y la desconcentración de gente es a los gritos y con música a todo volumen desde los vehículos”.

Este lunes los vecinos de Candioti Sur se reunirán en la sede de la vecinal para sacar conclusiones sobre el encuentro de este jueves de los vecinalistas con los concejales y definir los pasos a seguir en busca del objetivo de “descansar en paz los fines de semana”.

 

 

Fuente: Diario UNO

Relacionadas