Rosario se blinda por la llegada de los ministros de la Corte Suprema de Justicia de la Nación

Los altos magistrados participarán de una jornada en Rosario con jueces nacionales para debatir sobre “el juzgamiento del narcotráfico”

Este jueves, miembros de la Corte Suprema, jueces federales, integrantes del Consejo de la Magistratura y magistrados del fuero local se reunirán en Rosario, para analizar la compleja situación que atraviesa la ciudad, foco de delitos de la narcocriminalidad.

El encuentro de más de cien jueces federales de todo el país en una Cumbre del Poder Judicial tendrá su eje en el avance del narcotráfico, aunque detrás del fenómeno convocante, asoman varias cuestiones relacionadas, pendientes de tratamiento, como las condenas a los grandes operadores del tráfico de drogas; los juzgados sin jueces ni infraestructura; magistrados observados o acusados y narcos condenados que continúan delinquiendo desde la cárcel, entre otros.

A raíz de esto, la policía Federal, los cuerpos de seguridad del máximo Tribunal de Justicia, la policía santafesina y organismos municipales desplegarán un operativo que contempla tres anillos de control y custodia, entre las 10 y las 15, en las inmediaciones del edificio ubicado en Córdoba entre Balcarce y Moreno, en cuyo entorno habrá cortes de calles entre las 8 y las 18.

La presencia de los miembros del máximo Tribunal de Justicia de la Nación tiene connotaciones que van más allá de la mera cuestión académica o jurídica que se pueda debatir en relación a un problema que abruma a Rosario, y que deriva en asesinatos cotidianos por la disputa del territorio narco.

La Corte Nacional desembarca en una ciudad trasvasada por la violencia urbana derivada del narcotráfico y que despliegan bandas delictivas que justamente debió investigar el fuero federal local, pero cuyo impulso se demoró durante varios años.

Mensajes inquietantes, sin entidad

El miércoles a la noche no dejo de inquietar a los rosarinos una serie de mensajes y audios que circularon en redes sociales donde se advertía de posibles ataques en el marco de la jornada. Rápidamente, el fiscal provincial Franco Carbone, que comanda la pesquisa que derivó en la detención del histórico líder de Los Monos Ariel Máximo “El Viejo” Cantero, le restó credibilidad.

Es que una de las hipótesis probables es que se intenta generar terror y pánico con la difusión de balaceras y fake news. Según Carbone, “hay un contexto de violencia que busca sembrar temor y causar conmoción pública”, en relación la viralización de mensajes.

Otro que se sumó a las críticas por la aparición de noticias falsas en las redes fue el intendente Pablo Javkin, quien sin medias tintas expresó: “Estamos ante una acción de terrorismo, orquestada por las mafias. Siembran miedo para hacer negocio con el terror. Buscan amedrentar a fiscales y jueces para que no se animen a acusarlos y condenarlos”.

Fuente Uno Santa Fe

Relacionadas