Violenta entradera a estudiantes universitarios

Una violenta entradera se produjo el fin de semana a un domicilio que comparten dos estudiantes universitarios oriundos de Reconquista en el barrio 7 Jefes de la ciudad de Santa Fe. El episodio de inseguridad ocurrió el sábado por la noche en una vivienda de Juan del Campillo al 800, pero recién trascendió este lunes, cuando el móvil de LT10 pudo entrevistar al padre de uno de los estudiantes asaltados.

Los hechos

Todo pasó en pocos minutos y las víctimas del atraco son dos jóvenes reconquistenses de 19 y 17 años. El mayor cursa sus estudios en la Ciudad Universitaria de Barrio El Pozo, mientras que el más chico vino a Santa Fe para hacer el curso preparatorio de ingreso universitario.

Ambos habían salido el sábado a la noche pero a los pocos metros advirtieron que se habían olvidado la billetera, por lo que decidieron volver a la casa, en barrio 7 de Jefes a pocas cuadras de la costanera santafesina, que -según los testimonios- se encuentran totalmente a oscuras.

La entradera fue en una vivienda de Juan del Campillo al 800 (Foto: LT10)

Uno de los chicos entró al domicilio mientras que el otro lo aguardaba en la puerta. Fue en ese momento -apenas 10 ó 15 segundos- en que dos delincuentes armados lo sorprendieron y lo obligaron a entrar a la vivienda.

Allí comenzó la odisea para los dos jóvenes: “Entraron, les pegaron, les robaron todo lo que tenían, los encerraron, los dejaron atados de pies y manos y les abrieron el gas” antes de escapar, contó a LT10 el padre del más grande de los chicos.

Eran dos los asaltantes, uno de ellos armado. Con la culata del revólver le pegaron a uno de los estudiantes para que se callara y no gritara. “Se llevaron una computadora, bicicleta, ropa, plata”, enumeró el hombre.

Una vez que se escaparon los delincuentes, los dos jóvenes pudieron salir por una de las ventanas de la casa y correr a pedir auxilio a un vecino. Recién en ese momento pudieron llamar al 911 y a sus familiares.

El papá relató también el miedo y la angustia, debido a la distancia: “Nosotros estamos a 350 km de acá, viajamos a la madrugada (hacia Santa Fe) para saber que es lo que pasaba”, contó.

Además, se quejó de que “hace más de dos meses” no reparan el alumbrado público en esas cuadras donde ocurrió el hecho, sumado a la queja de los vecinos por las sucesivas entraderas que se vienen registrando en barrio 7 Jefes.

Fuente: LT10

Relacionadas