Dique I: los primeros estudios dicen que la estructura general está bien

Buzos profesionales exploraron el lugar y determinaron que el estado de conservación es aceptable. El gerente de Ingeniería del Puerto explicó que está construido con un pilote de madera y arriba un muelle de piedra.

El 19 de enero del corriente año se produjo un desmoronamiento en el extremo sur del Dique I del puerto de Santa Fe. Ante esta situación, el lugar se encuentra señalizado y no se permite el paso de la gente. Además, desde el ente regulador ordenaron una serie de estudios para saber el estado de la estructura y los riesgos que se corren.

Esteban Franco, gerente de Ingeniería del Puerto de Santa Fe contó por LT10 que ese día “hubo un registro en el hidrómetro de altura del río de 23 centímetros por debajo del cero, una de las marcas más baja en los ultimos 80 años” lo que sería uno de los motivos principales del derrumbe, pero no el único.

Además, detalló que “ese sector cuenta con el muelle original del puerto que se construyó entre 1905 y 1910” y que si bien en los últimos años se hizo un monitoreo visual para detectar posibles anomalías, nunca se llegó a una conclusión grave. Sin embargo, “lo que sucede es que los relevamientos se hacen visualmente, y el río en condición normal esta entre los 2,30 y 3 metros de altura, así que todo lo que estaba por debajo no era visible a simple vista”.

“Ese muelle tiene una tipología constructiva de pilote de madera y arriba un muelle de piedra, que era lo que estilaba en la época, y esa punta es donde pega la vuelta y se encuentra con el Dique II, estructuralmente hablando es la zona más débil porque es la interfase entre el muelle y el Dique II” agregó Franco.

Ante toda esta situación, se contrataron buzos profesionales que hicieron un informe preliminar que va a servir de base para otro estudio integral que determinará el estado de todo el dique.

 

“Estamos monitoreando dos cuestiones a la vez, el desmoronamiento puntual, y también la generalidad del muelle para quedarnos tranquilos de que esto no vuelva suceder en otro sector” sostuvo.

Con respecto al informe preliminar de los buzos, aseguró que “el resultado fue dentro de todo positivo porque concluye que la estructura general se encuentra en un estado de conservacion aceptable, lo que hace pensar que hubo otros factores que influyeron en lo que pasó, uno es la bajante”.

Mientras esperan por el informe general, y de manera preventiva, el borde del dique seguirá fuera de alcance. Además, se comenzaron con las tareas de remoción de lo desmoronado para no causar inconvenientes en la navegación en la zona.

Fuente: LT 10

Relacionadas