Covid: rigen desde este lunes nuevas restricciones en cárceles

Hay casos comprobados en Coronda y probables en Las Flores y Piñero. Pero el mayor problema es que, en una semana, se casi quintuplicaron las ausencias de guardiacárceles. Imponen pase sanitario y límites a las visitas.

El avance de la tercera ola de Covid, con la cepa Ómicron, impactó en las cárceles santafesinas, registrando casos fundamentalmente entre los internos de Coronda (y sospechosos en Las Flores y Piñero) y elevando de 110 a 475 el promedio de agentes penitenciarios ausentes por día. Por ello, a partir de este lunes rigen restricciones y estrictos controles en el régimen de visitas.

Así lo informó el secretario de Asuntos Penales y Penitenciarios, Walter Gálvez, quien consignó que la actual situación se produce luego de haber atravesados las dos primeras olas de Covid con los menos índices del país en cuanto a contagios y fallecidos (4 sobre una población de 7 mil).

Sobre esa base, Gálvez apuntó que “no vemos hasta el momento” complicaciones graves, aunque consignó que “ya empezaron los contagios”.

Y desarrolló cual es el protocolo vigente para estos casos: “Al positivo se lo aísla, el pabellón se cierra y se suspenden las visitas”, a la vez que se coordinan diaramente las intervenciones del Servicio Sanitario de cada unidad penitenciaria, para garantizar el derecho a la salud de los internos.

“Lo que aplicamos a partir de este lunes es una resolución por la cual estamos restringiendo las visitas, bajándolas de dos personas por interno a solamente una, mayor de edad, en tanto que se autoriza el ingreso quincenal de menores con el familiar mayor que el interno tenga autorizado como visitante”, expuso.

A la vez, se intensificaron los controles sanitarios y de bioseguridad, por lo cual todos los visitantes deben presentar el esquema de vacunación completo, usar barbijos o tapabocas, y pasar por la medición de temperatura corporal.

Gálvez añadió que “estamos restringiendo y disminuyendo la movilidad de la población, fundamentalmente en el ingreso a la ciudad de Coronda, en un 50 %”.

El funcionario admitió que el principal problema hoy se presenta con el personal: “Teníamos un nivel de ausentismo promedio de 110 agentes por día. Era el número diario, y hoy estamos en 475 (que responden a entre 150 y 170 positivos, y el resto a aislados por contacto estrecho”.

“En 7 días se nos dio vuelta la situación, esa es la mayor preocupación: cómo sostener el sistema y atenderlo con casi 500 empleados menos”, concluyó.

 

Fuente: El Litoral

 

Relacionadas