Mantuvo cautiva a una menor por una semana: la golpeó, violó y dejó sin comer

La adolescente logró escapar y acudió a la comisaría a pedir que llamaran a su mamá, ya que es de Santa Fe. El hombre la había engañado por redes e “invitado” a su casa. Fue imputado y pedirán la prisión preventiva.

El lunes una adolescente arribó desesperada a la comisaría de San Agustín. Dijo que hacía una semana permanecía cautiva en la casa de un hombre, que la había llevado hasta allí engañada, y brindó un horrible y crudo relato de lo que padeció esos días.

Enseguida se dio aviso al fiscal de la zona, Alejandro Benítez, quien ordenó la detención de Juan Cruz P. (27) y este miércoles le atribuyó el “abuso sexual con acceso carnal” y la “privación ilegítima de la libertad calificada”, ante el juez Nicolás Falkenberg. Este viernes solicitará la prisión preventiva.

 

Un calvario
El imputado se hizo pasar por un muchacho de 20 años cuando contactó a la chica de 17 a través de la red social Facebook. Comenzaron a intercambiar mensajes, y a principios de diciembre él la visitó en su casa de Santa Fe, conoció a sus padres y la invitó a pasar unos días en su pueblo.

Pero cuando arribaron a San Agustín, el martes 7 de diciembre, la situación cambió. Según lo endilgado, el hombre encerró a la joven en su vivienda de calle San Lorenzo sin número. Alarmada, ella intentó salir, pero fue detenida por el veinteañero, que la tomó del cuello y después agarró una de sus manos para doblarle los dedos mientras la golpeaba.

Cuando logró dominarla físicamente y dejarla rendida, le prometió: “No te voy a dejar volver”. Durante los días siguientes la chica vivió un verdadero calvario: “La encerraba bajo llave, no le dio de comer por dos días, la hacía dormir en un colchón tirado en el piso y la golpeó con frecuencia”.

El fiscal señaló que fue recién el domingo, cuando ya hacía más de 120 horas que la tenía sometida, que abusó sexualmente de ella. Ingresó a la habitación y la tomó del cuello con violencia para forzarla a practicarle sexo oral. Más tarde, infló un preservativo y la obligó a imitar una felación.

 

Diez años más
Al día siguiente, el lunes, la adolescente aprovechó un descuido de su raptor para escapar de la vivienda. Cuando arribó a la comisaría, dejó estupefacto al personal del lugar.

Les contó lo que le había pasado y brindó los datos del hombre, ya que en un momento de soledad había revisado la casa y encontró el DNI de Juan Cruz P. De hecho, fue así como descubrió que le había mentido con su edad: no tiene 20 sino 27, diez años más que ella.

Los policías se comunicaron con la mamá de la menor, que la fue a buscar desde Santa Fe. Además, la víctima recibió asistencia psicológica y también fue revisada por una médica legista -que constató lesiones compatibles con su descripción de los hechos-.

Las actuaciones fueron derivadas a la Comisaría de la Mujer, que se encarga de investigar lo sucedido bajo las órdenes del Dr. Benítez. Tras la detención y posterior imputación de Juan Cruz P., este viernes el fiscal solicitará que el veinteañero permanezca en prisión preventiva.

Fuente: El Litoral

 

Relacionadas