Ocupas en Santa Fe: advierten por la usurpación de un edificio en el centro de la ciudad

El inmueble está en San Jerónimo al 1900 y era donde funcionaba la Escuela Alem. En los últimos días desde este lugar ingresaron a robar a viviendas lindantes.

La historia se repite una y otra vez. Los “okupas” ven la oportunidad y sacan provecho de inmuebles que están abandonados para hacerlos propios, como “aguantadero”, refugio o bien para planificar entraderas desde el propio edificio.

Diego, vecino de la ciudad de Santa Fe, se comunicó con El Litoral para denunciar intrusiones en un edificio que está hace varios años deshabitado en pleno centro, ubicado en calle San Jerónimo al 1900, antes de llegar a Corrientes.

“Ahí se iba a construir un instituto de periodismo, pero por problemas del suelo abandonaron el proyecto para este edificio”, comentó Diego. Efectivamente, en 2009 cuando el Instituto 12 buscaba un nuevo inmueble para seguir con sus actividades académicas, se había proyectado que funcione en ese lugar, pero quedó descartado por estudios de suelo que no permitieron hacer remodelaciones.

En el inmueble funcionaba la escuela Leandro Alem y pertenece al Ministerio de Educación de Santa Fe. Empero desde 2005 a esta parte el edificio está en desuso. Actualmente luce con carteles de obra en su fachada y para evitar usurpaciones las puertas fueron bloqueadas con un paredón de ladrillos huecos. Sin embargo, se observa un gran boquete (ver foto) por el que los “okupas” se intrusan.

“Hay gente dentro del edificio. Se armaron como si fuera su casa”, alertó el vecino, quien comentó que entre los vecinos del lugar radicaron denuncias en la Policía, pero que hasta el momento no obtienen respuestas.

Robo y preocupación 
Lo que mantiene preocupados a los vecinos del lugar es que desde este edificio usurpado se planifican y concretan robos en viviendas lindantes. “Este fin de semana le robaron a una persona en una casa de dos pisos que está en Corrientes y San Jerónimo, y quisieron entrar en otra a robar, donde no pudieron forzar la puerta”, lamentó Diego y remarcó que “es seguro que salen desde este edificio abandonado”.

Por esto, los vecinos solicitan que se vuelvan a bloquear los ingresos al edificio y se haga una limpieza del lugar, ya que se observan gran cantidad de roedores. “Desde hace cuatro años, por lo menos, venimos haciendo denuncias. La Provincia tiene que hacerse cargo de esto”, concluyó el vecino.

 

Fuente: El Litoral

 

 

Relacionadas