El Municipio de Santa Fe pide una prórroga de 7 años para operar el relleno sanitario

Propone la construcción de un segundo módulo de 8 hectáreas al sur del actual. Es para aprovechar la infraestructura existente. Se crearía un Distrito especial en el ROU para reservar áreas lindantes para futuras ampliaciones y un Consorcio Regional. Habrá que expropiar tierras.

La gestión que encabeza el intendente Emilio Jatón envió un proyecto de ordenanza al Concejo Municipal donde solicita que lo autorice a prorrogar por siete años más la actual concesión de operación del relleno sanitario en manos de la firma Milicic SA..

Si consigue este permiso, la idea es construir un nuevo módulo de 8 hectáreas al sur del actual sitio donde se disponen los residuos sólidos, con todas las obras de infraestructura necesarias que garanticen el servicio durante ese período.

Los tiempos del actual contrato de concesión expiran dentro de un año, el 3 de diciembre de 2022, ya incluidos en ese plazo los dos años de prórroga que Jatón pidió el año pasado. Sí o sí hay que buscar otro espacio.

“El predio tiene capacidad para albergar un módulo más”, afirmó el secretario de Ambiente municipal, Edgardo Seguro, quien explicó los detalles de la propuesta que elevaron al Concejo.

“Estamos convencidos de que así se aprovechan un montón de capacidades instaladas que ya tiene la Municipalidad, porque mucha de la infraestructura que hay es propiedad municipal. Y de ese modo también aprovechamos los costos logísticos de mantener la misma ubicación”, fundamentó el subsecretario de Gobierno, Ezequiel Costamagna, quien también participó de la entrevista con El Litoral. “Cambiar la ubicación hace que todo lo que está haya que replicarlo en otro lado: caminos, potenciación eléctrica, plantas de lixiviados y de secos. Es muy importante mantener esa infraestructura”, acotó Seguro.

El objetivo del proyecto presentado es, entonces, prolongar en el tiempo la operación del actual relleno sanitario, uno de los más grandes que tiene Argentina, en ciudades de escala media a grandes, según Seguro: “Es el más grande del noroeste argentino y presta servicio no solo a la ciudad de Santa Fe sino a otras siete localidades del área metropolitana, con potencialidad de recibir a más ciudades que ya lo han pedido, como Rincón, Arroyo Leyes y  Santa Rosa de Calchines”. Para eso será necesario que avancen en políticas para reducir in situ, antes del traslado, los residuos que producen.

Expropiaciones
Para que esta prórroga sea posible será necesario expropiar varias parcelas de tierras que hoy están en manos de privados y que el gobierno provincial done otras. Solo la mitad son propiedad del municipio. Este ítem está incluido en el proyecto de ordenanza y deberá ser aprobado por los concejales.

“Hoy se necesitan 8 hectáreas y la Municipalidad es dueña del 50 o 60 %; pero estamos pensando más allá de estos 7 años, con una visión a largo plazo, porque 7 años en la vida de una ciudad es muy poquito”, explicó el encargado de Ambiente.

“Queremos dejarle a las próximas gestiones terreno disponible para que tengan mayor libertad a la hora de definir sus proyectos y empezar a profundizar el planteo metropolitano en la problemática del tratamiento de los residuos”, agregó Costamagna.

Es por eso que el proyecto de ordenanza incluye un artículo con el detalle de los ocho inmuebles que deberán expropiarse y de los dos que pide a la Provincia que done, según la nomenclatura en el Registro General de la Propiedad, y le solicita al gobierno provincial que dicte las leyes correspondiente para poder disponer de esas tierras.

“En el proyecto original (el de 2008) ya se había contemplado una expansión, pero nunca se avanzó en la adquisición de suelo. Es muy responsable tomar los terrenos y dejarlos disponibles y es lo que queremos hacer ahora. Hoy disponemos de cuatro hectáreas y de terrenos adyacentes con las mismas condiciones ambientales que el original. Hubo dos estudios de impacto ambiental, uno del anteproyecto y otro del proyecto definitivo. En ambos estudios esas cuatro hectáreas ya fueron relevadas, hídrica y ambientalmente. Nosotros relevamos esto nuevamente manteniendo los mismos criterios sobre la cercanía de la ruta y con el río y eso nos da estos siete años de posibilidad. Pero también tenemos que pensar después de esos siete años”, remarcó Seguro.

Según relevaron las autoridades, los terrenos a expropiar están calificados por el ROU como tierras rurales anegadizas, donde solo se puede hacer una ganadería de baja intensidad, y no tienen un costo alto de mercado.

 

Fuente: diario UNO

 

 

Relacionadas