Provincia reconoce que la ley de armas repercutiría en la cantidad de presos en las cárceles

El secretario de Justicia, Gabriel Somaglia, dijo que el Estado “tiene la responsabilidad pública de administrar las cárceles y la responsabilidad pública de luchar contra la inseguridad”.

El gobernador Omar Perotti anunció este martes el ingreso en la Legislatura provincial de un proyecto de ley para plantear modificaciones al Código Procesal Penal de Santa Fe y que el delito de portación ilegal de armas no sea excarcelable. En diálogo con el programa Ahí Vamos (de 9 a 12 por FM 106.3 La Radio de UNO) el secretario de Justicia de la Provincia de Santa Fe, Gabriel Somaglia, dijo que “a nadie se le escapa que el tema de la inseguridad es el tema neurálgico o central de la actividad política y para eso hay que tomar decisiones”.

“Esas decisiones podríamos haberlas tomado semanas atrás o días atrás, que estábamos transcurriendo un proceso electoral, pero obviamente iba a ser tomado como un aprovechamiento de esas circunstancias”, manifestó. “Esperamos hasta hoy y hemos decidido proveer una herramienta más que pueda tenerla el Poder Judicial”.

Gabriel Somaglia remarcó que la iniciativa es parte de la responsabilidad estatal pero se debe tratar en el Poder Legislativo para transformarlo en ley.

“A nadie le escapa del análisis, y quiero ser franco en esto: en el año que estamos transcurriendo el 90% de los homicidios cometidos en la ciudad de Rosario se ha realizado con armas de fuego ilegales (es decir que no están registradas); mientras que en nuestro departamento La Capital, en la ciudad de Santa Fe, este porcentaje es del 80%”, precisó el secretario provincial.

Y agregó: “Se ha incrementado en un 20%, pero la utilización de las armas de fuego de manera ilegal se viene produciendo desde el 2012 o 2013, que llegó al 70% ya en aquellos años”. Según el funcionario el aumento es progresivo pero con esta herramienta legislativa se puede desalentar la tenencia de armas ilegales.

“La mayoría de edad se adquiere a los 18 años pero en el caso de la responsabilidad penal, los menores a partir de los 16 años ya tienen responsabilidad penal, por lo tanto van a quedar atrapados en esta situación”, destacó Somaglia, aclarando que los menores de 16 no son sujetos pasibles de pena y en esos casos corresponden otras medidas socioeducativas.

Durante el último Desarme Voluntario se recibieron 600 armas y cerca de 12 mil municiones.

Durante el último Desarme Voluntario se recibieron 600 armas y cerca de 12 mil municiones.

¿Aguantarán las cárceles?

Consultado por el incremento de presos a partir de esta medida, el secretario de Justicia reconoció que se está en una situación de emergencia carcelaria y dijo que hace más de 60 años o 70 años que no se construye una cárcel en la provincia de Santa Fe, por múltiples motivos.

Pero afirmó: “Tenemos la responsabilidad pública de administrar las cárceles y la responsabilidad pública de luchar contra la inseguridad”.

“Estamos en una situación carcelaria crítica donde las plazas de alojamiento para quienes están privados de su libertad están sobrehabitadas, por lo tanto se están trabajando en medidas alternativas y reacondicionando algunas alcaldías y lugares en las comisarías para poder alojar mayor cantidad de gente allí, hasta tanto los readecuamientos que se están haciendo en el área penitenciaria puedan tener lugar”, precisó.

Somaglia opinó que “en ninguna ciudad de ningún punto geográfico es saludable tener una cárcel”, pero recordó que actualmente se está terminando de construir una federal en Coronda.

“Obviamente esto ha disparado más del 70% el crecimiento de la población carcelaria. Y tiene que ver ese incremento con lo que ha sido la instalación del nuevo proceso penal en nuestra provincia”, evaluó. “Tenemos un desafío por delante para tener una reingeniería de generar los lugares, los espacios, para poder alojar a las personas que puedan ser privadas de su libertad”.

Finalmente, aseguró que el 80% de los homicidios y de las lesiones corporales que constituyen delito son cometidos con tenencias de armas de fuego obtenidas de manera ilegal, así que esta ley puede hacer crecer la cantidad de detenidos y también desalentar la tenencia.

 

Fuente: Diario UNO

Relacionadas