Protocolo escolar: reducen de 14 a 10 días el aislamiento por un caso positivo

Ése será el período que deberán respetar los integrantes de la burbuja (o grado). A partir del séptimo día y con una PCR negativa, también se podrá volver a la presencialidad. Sigue siendo obligatorio el uso de barbijo durante toda la jornada académica. Qué pasa en otras jurisdicciones.

Mediante la circular Nro. 27 del 5 de noviembre, el Ministerio de Educación notificó a las escuelas de la provincia una serie de modificaciones que flexibilizan el protocolo escolar en el marco de la pandemia. Esencialmente, los cambios están asociados a la cantidad de días de aislamiento que deberán respetarse en caso de confirmarse un caso positivo de Covid. Hasta el momento, los establecimientos seguían aislando a todo la burbuja (curso o cursos con los que el docente, por ejemplo, había tenido contacto) por el término de catorce días. A partir de ahora, ese plazo se reduce a diez tanto para quien contrajo el virus como para el entorno con el que tuvo contacto.

Las nuevas recomendaciones plantean que ante el caso sospechoso, la escuela debe proceder a su aislamiento. Si se confirma, deberá continuar con aislamiento en domicilio por diez días, con monitoreo de la autoridad competente y de su pediatra, si se tratara de algún alumno.

Respecto de los demás integrantes del curso o burbuja, frente al caso sospechoso, se procede al aislamiento “de manera inmediata”. Si resulta negativo, se retoman las clases presenciales. Si el caso se confirma, la burbuja continúa el aislamiento por diez días desde el último contacto con el caso. Asimismo, se dispone que pueda realizarse una PCR a partir del séptimo día que si resultara negativa, podrá implicar el levantamiento del aislamiento. Si por el contrario da positivo, será considerado caso confirmado.

 

Prevención 

El nuevo protocolo no plantea cambios en el resto de las medidas. Es más, sostiene explícitamente que deben seguir respetándose los “principios básicos” para la prevención de la enfermedad. Ello implica que se sigue manteniendo el uso obligatorio de barbijo “durante toda la jornada académica,” tanto para el personal docente como no docente y alumnos. Del mismo modo, se recomienda la higiene de manos frecuente, la ventilación continua y el distanciamiento de 1,5 metros. Asimismo, seguirá como práctica la toma de temperatura a todos quienes ingresen al establecimiento.

 

Contexto

Aun con los cambios introducidos y tal como lo planteara El Litoral oportunamente, el protocolo escolar de la provincia sigue contrastando fuertemente con el de otras jurisdicciones que los flexibilizaron hace varias semanas. En Santa Fe, los cambios se producen a menos de un mes de que concluya el ciclo lectivo. En Buenos Aires, por ejemplo, las nuevas pautas habían sido estipuladas a fines de octubre. Allí se dispuso eliminar el uso del barbijo en espacios abiertos, siempre que estuviese vacunada la mitad de la población escolar. También se prescindió de la toma de temperatura en el ingreso. Y se resolvió, incluso, eliminar de manera total el período de aislamiento si el caso positivo correspondiera a un docente, siempre que éste hubiese mantenido el distanciamiento social debido y utilizado el equipo de protección personal adecuado desde las 48 horas previas a la aparición de síntomas o de la realización del test. En ese caso, sólo el profesional es aislado.

En el marco general de flexibilizaciones, Santa Fe ya había dispuesto por ejemplo, reducir a siete los días de aislamiento para los viajeros, mientras se sostenían las dos semanas para las escuelas. La adopción de las nuevas medidas se dio tras días de conversación entre las carteras de Salud y Educación, y con la mirada reticente de las entidades sindicales.

 

Fuente: El Litoral

 

Relacionadas