Bº Candioti: tres muestras de agua revelaron que el suministro no sería apto para consumo humano

Fue debido a la alta concentración de aluminio hallado. Así lo determinaron los análisis realizados por el Enress la semana pasada. Si bien la situación está subsanada, piden purgar la red domiciliaria.

Los análisis de tres muestras de agua de barrio Candioti, tomadas de tres domicilios diferentes, revelaron que “las concentraciones de aluminio detectada la torna no apta para el consumo humano”.

Así se desprende del informe que el Ente Regulador de Servicios Sanitarios (Enress) ordenó realizar luego de que la semana pasada los vecinos denunciaron una percepción anormal en el servicio. Los usuarios describieron que el agua salía “espesa” y con “una sustancia blanca”, algo que era evidente a simple vista.

El documento al que pudo acceder UNO Santa Fe describe que una de las muestras (tomada el 15/09/21 en un domicilio ubicado sobre calle Calchines al 1500) detectó “anomalías en el pH, turbiedad, Manganeso y Aluminio”.

Ese mismo día se tomaron muestras de agua sobre Calle Sargento Cabral al 1000. El análisis químico y microbiológico detectó la presencia “de anomalías en el pH, turbiedad, Manganeso, Aluminio y Plomo”.

Un día después (16/09/21) una tercera muestra, tomada también sobre calle Sargento Cabral pero al 1100, reveló la presencia en el agua de “anomalías en el pH, Manganeso y Aluminio”.

Más adelante, el informe añade que los “análisis realizados sobre la muestra tomada en calle Laprida al 3300 cumplen con los límites de calidad vigentes”.

 

 

Audiencia en la Defensoría

Este miércoles, el defensor del Pueblo de Santa Fe, Jorge Henn, estuvo reunido con los vecinos damnificados y representantes tanto de la vecinal Candioti Sud como de la empresa proveedora del servicio, Aguas Santafesinas. En tanto, el Ente Regulador de Servicios Sanitarios remitió un informe escrito sobre el caso.

Henn reveló que los equipos técnicos de la Defensoría analizan el informe que sobre el particular remitiera el Enress pero reclamó que “dada la gravedad de lo ocurrido, la empresa revise seriamente sus protocolos de actuación porque fallaron al igual que sus mecanismos de comunicación a los usuarios”.

Henn apuntó que “esto no puede reiterarse” y no descartó “pedir al Enress que analice la pertinencia de aplicar sanciones a la empresa”.

En el encuentro, los voceros de ASSA admitieron que existió un fallo en el suministro vinculado al exceso de un insumo químico secundario que se utiliza para el tratamiento del agua.

En el cónclave, explicaron que tal situación se subsanó y que el agua que circula por la red carece de todo riesgo. Igualmente, insistieron con el pedido de purgar la red domiciliaria.

Los vecinos y vecinalistas describieron la “alarma” que disparó en sus hogares que el agua corriente comenzara a salir de las canillas con “olor nauseabundo, turbiedad y mal gusto”. “Nos llenó de temor ante la posibilidad de sufrir daños a la salud”, dijeron.

 

 

Crónica del agua turbia
El martes 14 de septiembre los vecinos elevaron un reclamo público a Aguas Santafesinas (ASSA) por turbiedad en el agua corriente. Usuarios del servicio, describieron UNO Santa Fe “en los últimos días el agua tiene color blanco y es muy espesa”.

El fenómeno, que afectó especialmente a vecinos ubicados sobre las calles Sargento Cabral y Gobernador Candioti, fue reconocido por la empresa Assa.

La empresa trabajo en identificar cuáles son los puntos en donde se registraron los inconvenientes y purgó las cañerías de la red de distribución del barrio con el objetivo de corregir la anomalía.

Con relación a la sustancia blanca y espesa, voceros de Aguas Santafesinas explicaron que “se trata de un insumo secundario que se usa habitualmente en el proceso de potabilización y que “por una falla en un dispositivo se pudo haber filtrado a la red”.

Debido a los reclamos recibidos por usuarios “personal de la Gerencia de Control de Calidad” del Enress “extrajo muestras de agua para su posterior análisis químico y microbiológico”.

Al mismo tiempo, el Ente Regular del servicio “requirió al prestador que implemente las acciones correctivas y preventivas necesarias para asegurar la calidad del agua provista de acuerdo a la normativa vigente”.

 

 

Fuente: Diario UNO

 

Relacionadas