“Hoy no tengo cómo trabajar”, lo dijo el dueño de una heladería tras un nuevo robo en 72 horas

Nuevamente un la heladería ubicada en Bulevar y a metros de la Casa de la Cultura, fue blanco de los delincuentes en la madrugada, al igual que el pasado lunes.

Luego de 72 horas, nuevamente la heladería ubicada sobre Bulevar Gálvez al 1200, a metros de la Casa de la Cultura y la Estación Belgrano, sufrió su segundo robo. Al igual que en la madrugada del lunes, el o los delincuentes ingresaron violentando la puerta de blíndex cerca de las dos de la madrugada y se llevaron las dos motos para hacer delivery que les quedaron (una se la habían llevado el lunes), dinero, balanza, computadoras, un celular y les rompieron los televisores.

En diálogo con el móvil de La Mañana de UNO, el programa que se emite de 7a a 9 por FM 106.3, La Radio de UNO, Federico uno de los dueños afirmó: “La única forma de brindar un servicio y trabajar como se debe, es con un local en condiciones y mirá como nos dejaron todo otra vez. Ni delivery puedo hacer porque se llevaron las dos motos que quedaban, al igual que las computadoras, balanzas, un celular y nos rompieron los televisores”.

Enojado y también angustiado y cansado de la situación que se viene repitiendo en una de las zonas más transitadas sin lugar a dudas de la ciudad, manifestó: “No se puede trabajar así. Hace muchos meses que vemos que no hay policías en la calle y en esta zona principalmente faltan luces, está muy oscuro. Nos juntamos ayer con los comerciantes y como conclusión sacamos por lo que escuchamos o comentarios, que la gente tiene miedo y ya no quiere venir a Bulevar”.

“Somos cinco hermanos jóvenes que queremos pelearla, pero así no podemos hacerlo. Tenemos casi 35 empleados y si cerramos, que pasa”, se preguntó ante los micrófonos de quienes se encontraban en el lugar.

Recién llegado Federico dijo que áun no había visto las cámaras de seguridad del comercio pero el aviso de lo ocurrido lo recibió uno de sus hermanos. Todo habría pasado a las dos de la mañana y esta vez los o el delincuente, apagaron las luces del local para trabajar tranquilo.

“Hoy después del segundo robo, no tenemos como trabajar y no se que haremos para seguir”, sentenció.

 

Fuente: Diario UNO

Relacionadas