Se puso a prueba el protocolo para los bailes en burbujas

La iniciativa se desarrolló en el Salón Metropolitano y contó con 100 asistentes.

Por primera vez desde el comienzo de la pandemia, Rosario fue sede para una prueba piloto de bailes en burbuja. Se trató del primer paso ante una posible apertura de boliches, donde aún deberán evaluarse los impactos epidemiológicos y obtener luz verde por parte del Gobierno nacional para la reactivación.

La iniciativa se desarrolló entre las 19 y las 22 en el Salón Metropolitano y contó con 100 voluntarios que bailaron en burbujas, alrededor de cada mesa donde estaban ubicados, a los que se les prohibió los intercambios de algún tipo.

Con bandas en vivo, probaron la modalidad de bailar en el mismo lugar sin mezclarse con otras mesas. Todas las personas que ingresaron fueron testeadas, incluso los trabajadores, estudio que volverá a repetirse dentro de siete días.

La mitad de los participantes de ubicaron en mesas redondas de ocho personas. La otra mitad en livings, con la misma cantidad de gente para simular más un espacio de discoteca y pudieron bailar en su sector.

La entrada tuvo un costo de dos mil pesos y lo recaudado se destinó al Hospital de Niños. Agentes municipales y provinciales controlaron la actividad para garantizar la correcta aplicación de cada paso del protocolo pensado para esta actividad.

“Se están cumpliendo con los protocolos, estamos atendiendo una demanda que nos exigía el sector. Nos estamos preparando para cuando la Nación permita este tipo de eventos. En la provincia se pueden hacer pero sin baile, en Rosario hay una gran cantidad de salones que se vieron muy afectados por la pandemia, por eso los continuamos asistiendo económicamente”, dijo el secretario de Comercio Interior de la provincia, Marcos Aviano, durante el desarrollo del evento.

Fuente: Sin Mordaza

 

Relacionadas