Quedaron presos e imputados los acusados de matar a quien fuera la mano derecha de Alvarado

Los presuntos asesinos de Carlos Argüelles están acusados del delito de homicidio calificado por el concurso premeditado de dos o más personas, agravado por el uso de armas.

La ciudad de Rosario está inmersa en una ola de crímenes desde hace tiempo, pero en las últimas semanas se agudizó el problema y el homicidio que sacudió la escena pública y política fue el de Carlos Argüelles. Este jueves los cuatro acusados de matar a quien fuera mano derecha del capo narco Esteban Alvarado quedaron con prisión preventiva tras la audiencia imputativa que se celebró en el Centro de Justicia Penal de esa ciudad del sur provincial.

El Juez de Primera Instancia, Pérez de Urrechu, dio por formalizada la audiencia imputativa y dictó la prisión preventiva efectiva por el plazo de ley (dos años) para los 4 imputados (tres hombres y una mujer), mientras prosigue el proceso judicial.

Están acusadas del delito de homicidio calificado por el concurso premeditado de dos o más personas, agravado por el uso de armas, en carácter de autor para Lautaro A. y en carácter de partícipe primarios para los demás.

 

El crimen de Argüelles se registró el último lunes, alrededor de las 16.50, en el taller mecánico que tenía en la zona de garay al 3500.

Ese día, alrededor de las 14, se hicieron presentes en el taller Lautaro A y Aldana P con la excusa de realizar un arreglo a su vehículo. Fueron atendidos por el hijo de la víctima, quien les dijo que su padre llegaba más tarde.

Fue así que a las 16.50 los cuatro imputados regresaron al taller a bordo de un automóvil VW Fox, color rojo, que era conducido por Maximiliano O. M. Como acompañante viajaba Lautaro A, mientras que Rodrigo V. y Aldana P. se encontraban en la parte trasera del vehículo.

Aldana P, Maximiliano O. M y Lautaro A. se bajaron del mismo y le solicitaron a la víctima un presupuesto para reparar la puerta trasera izquierda del vehículo. Trámite que cumplimentó el mecánico. Pero antes de retirarse del local, Lautaro A. extrae un arma de fuego y le efectúa varios disparos a Carlos Argüelles provocándole la muerte en el lugar.

Luego de cometer el crimen, los imputados se dieron a la fuga por calle Garay hacia el oeste y luego por calle San Nicolás hacia el Norte. Posteriormente los cuatro imputados fueron detenidos a las 17.15 aproximadamente en Pasaje Villar y Chacabuco en el vehículo antes mencionado.

Fuente: Diario UNO

Relacionadas